Alcohol etílico

Alcohol etílico, Etanol, Antisépticos

El alcohol etílico o etanol es compuesto orgánico que se obtiene de plantas con azúcares, o bien, mediante procesos químicos; en condiciones normales (de presión y temperatura), es líquido incoloro e inflamable, es decir, se enciende con facilidad (desprende llamas).

El etanol se utiliza como ingrediente en bebidas alcohólicas (cerveza, vodka, vino y brandy, entre otras), mientras que en la industria farmacéutica se usa como excipiente de medicamentos y cosméticos, por ejemplo, alcohol antiséptico a una concentración de 70%, ambientadores y perfumes.

¿Cómo se usa el alcohol etílico?

Dentro del botiquín de primeros auxilios, el alcohol etílico juega importante papel gracias a su función antiséptica (presentación de 70° GL), ya que elimina bacterias, por ello es útil para combatir o prevenir infecciones en caso de heridas.

Igualmente, el alcohol etílico puede desinfectar algún instrumento quirúrgico o superficie con la que el paciente entrará en contacto (como ocurre cuando se realizan inyecciones o se extrae sangre). En este sentido, se recomienda aplicar un poco de alcohol en la zona utilizando algodón, teniendo precaución de no tocar directamente heridas abiertas (es líquido irritante).

También es aconsejable mantener el alcohol etílico dentro del botiquín de primeros auxilios, en lugar seco y alejado de cualquier fuente de calor, además de permanecer siempre fuera del alcance de los niños.

Efectos secundarios del alcohol etílico

El exceso en el consumo de alcohol etílico impide la correcta coordinación de los miembros y pérdida temporal de la visión; además, puede afectar al sistema nervioso central (SNC) provocando mareos, somnolencia, confusión y estados de euforia.

En ciertos casos, incrementa la irritabilidad y agresividad del sujeto intoxicado; también suele afectar el control de impulsos. En casos graves, conduce al coma y puede provocar la muerte.

Los síntomas de intoxicación por etanol incluyen:

  • Dolor abdominal.
  • Confusión, dificultad para hablar.
  • Sangrado interno (estomacal e intestinal).
  • Respiración lenta.
  • Estupor (nivel reducido de lucidez), incluso, coma.
  • Marcha inestable.
  • Vómitos.

En caso de inhalación, los síntomas comprenden:

  • Tos.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Somnolencia.

Igualmente, puede provocar resequedad de la piel; si el alcohol etílico entra en contacto con los ojos, producirá enrojecimiento, dolor o sensación de ardor.

¿Cuándo llamar al médico?

En caso de intoxicación con etanol, debe llamarse al número local de emergencia o acudir inmediatamente al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.