¿Para qué sirve la bencidamina? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

10 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Bencidamina

Antiinflamatorio no esteroideo (AINE) y analgésico de administración  tópica (se usa sobre piel), respiratoria, oral o genital. Puede emplearse en el alivio sintomático de afecciones que cursan con inflamación y dolor en boca y/o garganta, así como trastornos musculoesqueléticos y articulares.

Bencidamina inhibe la síntesis de prostaglandinas que intervienen, entre otros procesos, en los inflamatorios. Cuando se administra bencidamina vía oral, se absorbe rápidamente por la mucosa gastrointestinal, se distribuye por la sangre y los tejidos, y se elimina a través de la orina y la bilis, aunque esta presentación ha sido desplazada por otros AINE más efectivos.

La bencidamina tópica se absorbe en los tejidos subcutáneos próximos a la zona de aplicación. Su concentración en sangre es menor a la alcanzada por la vía oral, lo que causa limitados efectos adversos.

Proporciona alivio a inflamaciones de origen traumático o degenerativo de articulaciones, tendones, ligamentos y músculos, como artritis, lesiones meniscales de rodilla, contracturas musculares, tendinitis, esguinces, lumbalgias, tortícolis y luxaciones, entre otras.

Bencidamina vía vaginal es coadyuvante en casos de vaginitis inespecíficas (infección e inflamación de la vagina).

Este antiinflamatorio no esteroideo sólo es eficaz en casos de inflamaciones agudas y en tratamientos de corta duración.

¿Cómo se usa la bencidamina?

La bencidamina es un AINE y analgésico de administración tópica, respiratoria, oral o genital. Por ello, antes de emplear este medicamento es recomendable consultar al médico para que, con base en el cuadro clínico de cada paciente, determine la dosis y presentación requeridas, no obstante, en general se usa:

  • Bencidamina en gel, pomada y crema: en adultos y niños mayores de 12 años se suele aplicar fina capa del medicamento en la zona afectada 3 ó 4 veces al día mediante ligero masaje para facilitar la penetración cutánea.
  • Bencidamina en spray: se rocía fina capa del producto a 10-15 cm de la zona afectada. No se deben aplicar vendajes oclusivos ni utilizar el fármaco por más de 7 días seguidos sin consultar al médico.
  • Bencidamina vía oral: dependiendo del estado del paciente, el médico puede prescribir dosis de 150 a 200 mg por día divididos en varias tomas. Una vez controlados los síntomas en boca y/o garganta, se suele continuar con un mantenimiento mínimo de 25 a 50 mg cada 12 horas. Para ayudar en el alivio de afecciones bucales y de garganta, el especialista puede recomendar el uso de clorhidrato de bencidamina para realizar gargarismos.
  • Bencidamina vía vaginal: según el criterio médico, se aplicará mediante 1 ó 2 irrigaciones vaginales o lavados externos al día en una solución preparada disolviendo el contenido de 2 sobres (500-1000 mg) en un litro de agua tibia.
  • Bencidamina vía respiratoria: existe solución en frasco con válvula dosificadora para nebulizaciones, las cuales suele ser recomendadas por el profesional de la salud 4 veces al día en intervalos de 6 horas.

La bencidamina tópica se debe utilizar sólo en piel intacta, evitar su contacto con los ojos, así como la aplicación simultánea en la misma zona de otras preparaciones.

Efectos secundarios de la bencidamina

Aunque la administración tópica minimiza los riesgos derivados de su uso, su aplicación prolongada y con vendajes oclusivos en áreas extensas de piel, heridas abiertas, mucosas o piel eczematosa (con vesículas rojizas que supuran y dan lugar a costras y escamas), puede provocar efectos sistémicos (generalizados por todo el cuerpo o en lugar distinto de aquel por el que el agente penetró en el cuerpo).

No se recomienda su uso en pacientes que hayan presentado reacciones alérgicas (rinitis, asma, prurito, urticaria u otras) provocadas por ácido acetilsalicílico u otro AINE debido a la posibilidad de hipersensibilidad (reacción inmunitaria exacerbada).

Aunque raras, otras reacciones adversas de la bencidamina son:

  • Fotodermatitis (reacción anormal de la piel ante la luz solar).
  • Eritema (enrojecimiento de la piel).
  • Dermatitis (inflamación cutánea).
  • Prurito (hormigueo o picazón de la piel).
  • Sensación de quemazón cutánea.
  • Tumefacción.
  • Mareos.
  • Ardor de estómago.
  • Dolor epigástrico.
  • Vómitos.
  • Sabor metálico.

Bencidamina vía oral está contraindicada en niños menores de 12 años, pacientes con úlcera péptica, gastritis o hemorragias gastrointestinales. El uso de bencidamina tópica debe ser evaluado en caso de embarazo o lactancia por el especialista.

¿Cuándo llamar al médico?

Antes de usar cualquier medicamento, es necesario consultar al médico para que determine la dosis y presentación adecuada para el paciente, con base en su cuadro clínico particular.

Cuando los síntomas persistan o empeoren por más de 7 días o se produzca irritación, deberá evaluarse la situación clínica del paciente.

Debido a su uso externo, no es probable que se produzcan cuadros de intoxicación por bencidamina tópica, aunque en caso de ingestión accidental o sobredosis (en cuya situación se observa agitación psicomotora, ansiedad, alucinaciones y convulsiones) también se debe consultar al profesional de la salud, ya que se requieren lavado de estómago y terapia sintomática.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.




Comscore