Beneficios del calcio en el organismo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Calcio

Presente en muchos alimentos, el calcio se almacena casi en su totalidad (99%) en los huesos y los dientes para ayudarlos a ser fuertes y resistentes; sin embargo, no son las únicas estructuras que lo utilizan.

También se requiere este mineral en numerosas funciones del cuerpo, como la coagulación de la sangre, así como para que músculos y vasos sanguíneos se contraigan y se relajen, al secretar hormonas y enzimas, o para enviar mensajes a través del sistema nervioso.

La dosis diaria de calcio que requiere una persona depende de su edad. Según los expertos, las cantidades por día en miligramos (mg) que el ser humano requiere en promedio son:

Edad/Etapa de la vida

Cantidad 
recomendada (mg)

Bebés hasta los 6 meses

200

Bebés de 7 a 12 meses

260

Niños de 1 a 3 años

700

Niños de 4 a 8 años

1,000

Niños de 9 a 13 años

1,300

Adolescentes de 14 a 18 años

1,300

Adultos de 19 a 50 años

1,000

Hombres adultos de 51 a 70 años

1,000

Mujeres adultas de 51 a 70 años

1,200

Adultos de 71 o más años

1,200

Adolescentes embarazadas o en periodo de lactancia

1,300

Mujeres adultas embarazadas o en periodo de lactancia

1,000

 

Funciones del calcio

El calcio se encuentra presente en infinidad de alimentos, por lo que una dieta equilibrada y variada es la mejor forma de aportarlo al organismo.

Por ejemplo, leche, yogurt y queso son las principales fuentes de calcio (lo contienen en una forma que el cuerpo lo puede absorber fácilmente); a ellas se agregan brócoli, pescados, sardinas enlatadas, salmón, almendras, nueces y semillas de girasol.

Igualmente, este mineral se agrega a algunos productos alimenticios, como panes, jugo de naranja, leche de soya y cereales listos para el consumo.

¿Cómo se usan los suplementos de calcio?

Cuando la alimentación no es suficiente para aportar al organismo la cantidad necesaria del mineral, los suplementos de calcio son una alternativa.

Sin embargo, es importante que su consumo se haga de manera responsable, por ello conviene acudir al médico para que sea él quien recomiende la mejor opción, dosis y forma de uso.

Por lo general, los suplementos de calcio se aconsejan en los siguientes casos:

  • La persona no ingiere una dieta variada que incluya suficientes alimentos ricos en calcio.
  • Durante la menopausia.
  • Mujeres en edad de procrear que dejan de tener su periodo menstrual (amenorrea) debido a que hacen demasiado ejercicio, comen muy poco o ambas cosas.
  • Personas con intolerancia a la lactosa que no pueden digerir este azúcar natural presente en la leche (que, como se mencionó, es una de las principales fuentes de calcio) y tienen síntomas como hinchazón, gases y diarrea cuando beben más de una cantidad pequeña a la vez.
  • Vegetarianos (no comen ningún alimento de origen animal) y ovovegetarianos (comen huevos, pero rechazan productos lácteos).
  • Adultos de edad avanzada con riesgo de sufrir osteoporosis, enfermedad ósea que suele afectar especialmente a mujeres, haciendo sus huesos porosos, frágiles y propensos a fracturas.

Existe gran variedad de productos dependiendo de las necesidades del consumidor, es decir, pueden encontrarse aquellos formulados exclusivamente con calcio o con el mineral en combinación con otros nutrientes (vitamina D, por ejemplo).

Las principales formas de suplementos de calcio son:

  • Carbonato de calcio: debe ingerirse con alimentos para su óptima absorción; algunos antiácidos de venta sin receta médica contienen carbonato de calcio. Cada píldora o pastilla masticable aporta entre 200 y 400 mg de calcio (en general, su precio es más accesible que el citrato de calcio).
  • Citrato de calcio: se absorbe bien con o sin el consumo de alimentos. Es importante señalar que las personas con bajos niveles de ácido estomacal (condición frecuente en adultos mayores de 50 años de edad) absorben el citrato de calcio con más facilidad que el carbonato de calcio.
  • Otras formas de calcio se encuentran en suplementos y alimentos fortificados incluyen el gluconato, lactato y fosfato de calcio.

Es importante señalar que el consumo de este tipo de productos debe realizarse a diferentes horas del día, ya que el cuerpo sólo puede absorber 500 miligramos de calcio cada vez. Por tanto, se recomienda esparcir los suplementos si se deben consumir más de uno diario.

Efectos secundarios del calcio

En algunas personas, los suplementos de calcio provocan gases, hinchazón estomacal o constipación; en este caso, se recomienda repartir la dosis de calcio a lo largo del día, tomar el suplemento con las comidas o cambiar la marca del producto.

Igualmente, el consumo excesivo de calcio puede interferir con la capacidad del cuerpo de absorber hierro y zinc.

En los adultos, el exceso de calcio (proveniente de suplementos dietéticos, pero no de los alimentos) podría aumentar el riesgo de tener cálculos renales (masas sólidas compuestas de pequeños cristales en el riñón).

¿Cuándo llamar al médico?

Si alguno de los efectos secundarios antes descritos se presenta, es importante informar al médico, a fin de modificar la dosis, presentación del suplemento, o bien, hacer los cambios que el profesional de la salud considere convenientes.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar al médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

 

Fuentes:

  • MedlinePlus. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Calcio en la dieta [en línea]. [Fecha de consulta: 24 de agosto de 2015]. Disponible en: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002412.htm

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore