Cloruro de benzalconio, ¿cómo usar este antiséptico? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cloruro de benzalconio

Antiséptico (elimina microbios) y bactericida (mata bacterias), el cloruro de benzalconio es un compuesto químico de uso tópico (se aplica sobre la piel) destinado a la limpieza de lesiones superficiales y heridas infectadas. También se le conoce como cloruro de alquildimetilbencilamonio o cloruro de zephiran.

Se emplea como medida para prevenir infecciones en la piel intacta y de membranas mucosas, así como en el tratamiento de la queratoconjuntivitis (afección que se produce cuando la superficie del ojo se seca debido a falta de lágrimas, irritación e inflamación). También es un espermicida (inhibe la actividad de los espermatozoides) efectivo y se usa como anticonceptivo.

Contribuye al tratamiento de enfermedades como: dermatosis (afecciones de la piel) infectadas; úlceras diabéticas, de decúbito (áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo), varicosas, tróficas (causadas por un traumatismo externo en una parte del cuerpo); heridas traumáticas y quirúrgicas, desbridamiento de abscesos (remoción del tejido muerto o dañado), circuncisión, mastitis (inflamación de la glándula mamaria), cura del cordón umbilical y fístula rectal (glándula infectada dentro del recto que se conecta a una apertura en la piel alrededor del ano).

¿Cómo se usa el cloruro de benzalconio?

El cloruro de benzalconio está disponible en distintos grados de concentración, a veces disuelto en alcohol (tintura) o agua (solución acuosa), y se puede aplicar en mucosas, heridas o sobre piel sana previo a cirugía.

Antes de aplicarlo, la piel tiene que ser lavada delicadamente y los restos de jabón enjuagarse con abundante agua, ya que éste puede anular la acción antiséptica. Es muy raro que genere alergia.

Posee propiedades antibacterianas, ya que actúa sobre la membrana celular de las bacterias alterando su permeabilidad. Por tanto, tiene varios usos, cuya acción será diferente de acuerdo con la vía y dosis de administración elegida:

Tópica 

Pulverizaciones. Los médicos suelen indicar en adultos y niños mayores de 6 años: 1 ó 2 pulverizaciones 1 vez al día sobre cada herida hasta cubrirla totalmente; niños de 1 a 6 años: 1 pulverización sobre cada herida (máximo 4 heridas a la vez); dejar actuar durante 5 minutos por un máximo de 3 a 5 días.

Crema. Suele presentarse en tubo con 40 o 95 g para tratar la erupción del pañal y otras dermatosis. Se aplica directamente sobre la piel afectada, previa limpieza de la región, cuantas veces sea necesario, principalmente después de cada cambio de pañal.

Shampoo.  Forma parte de productos que combaten la dermatitis seborreica, los cuales llegan a aplicarse 1 ó 2 veces por día.

Solución 

Para limpiezas de piel, mucosas y heridas; preparaciones nasales y óticas; duchas vaginales, irrigación vesical y uretral, así como preparados parenterales (cuya aplicación no se relacione con el aparato digestivo). Este antiséptico se emplea en soluciones oftálmicas, pero no es adecuado en aquellas que contienen anestésicos locales, ya que acelera los efectos deshidratantes de éstos.

Cualquiera de sus usos debe ser prescrito por el médico, pues en concentraciones elevadas es irritante (causa inflamación y edema).

Pastillas

Aquellas que incluyen cloruro de benzalconio se emplean en el tratamiento de infecciones superficiales de boca y garganta y deben estar indicadas por el profesional de la salud para determinar la dosis exacta. Por vía oral esta sustancia puede llegar a causar irritación de garganta y tracto digestivo, o broncoconstricción (estrechamiento de las vías aéreas) si se usa en soluciones para nebulización.

Efectos secundarios del cloruro de benzalconio

Aunque son poco frecuentes, algunas reacciones adversas del cloruro de benzalconio son:

  • El uso tópico prolongado puede causar ocasionalmente irritación, prurito o dermatitis de contacto (enrojecimiento y dolor de la piel tras el contacto directo con esta sustancia) en la zona de aplicación.
  • En soluciones concentradas llega a producir lesiones cutáneas corrosivas e incluso necrosis (muerte de tejido).
  • Alopecia (pérdida de cabello).
  • Puede causar efectos secundarios oculares cuando se encuentra a concentraciones superiores a 0.03%. Incluso, suele decolorar los lentes de contacto blandos.
  • Llega a producir ototoxicidad, es decir, perturbaciones transitorias o definitivas de la función auditiva y/o vestibular al administrarlo en oídos.
  • También suele causar irritación de garganta y tracto digestivo cuando se encuentra a concentración superior a 0.1%.
  • Puede provocar broncoconstricción si se usa en soluciones para nebulización.

Las contraindicaciones del cloruro de benzalconio son:

  • No se debe administrar en niños menores de 1 año ni en personas con hipersensibilidad a esta sustancia.
  • Se debe evitar su uso alrededor de ojos, zonas genitales, oídos, boca o áreas que excedan 5% del área total del cuerpo.
  • Aún no se tienen datos sobre sus efectos durante el embarazo, ya que la absorción sistémica (por otros órganos) es mínima, pero se desaconseja su aplicación en el pecho durante la lactancia para evitar el riesgo de ingestión por el bebé.
  • No se recomienda emplear este bactericida como desinfectante de instrumental médico o dental, pues no elimina diversas bacterias que se asocian a infecciones hospitalarias, algunas fatales.

¿Cuándo acudir al médico?

A fin de reducir el riesgo de sufrir cualquier efecto secundario del cloruro de benzalconio se recomienda acudir al médico para que determine cuándo y cómo usar esta sustancia.

Asimismo, de llegar a ingerirse por vía oral, el cloruro de alquildimetilbencilamonio puede causar vómitos, colapso y coma. Las dosis tóxicas (1-3 g) además pueden causar parálisis de los músculos respiratorios, disnea (dificultad para respirar) y cianosis (coloración azulada de la piel o de las membranas mucosas generalmente debida a falta de oxígeno en sangre), en cuyo caso es necesario pedir apoyo urgente del profesional de la salud.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

 

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore