¿Cómo se usa la difenhidramina? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Difenhidramina

Difenhidramina es medicamento antihistamínico, que actúa también como sedante e hipnótico. Esta sustancia es una de las más eficaces debido a su rápida acción, ya que actúa como bloqueador de la histamina (sustancia del cuerpo que provoca síntomas de alergia), disminuyendo la contracción muscular lisa.

Se emplea con frecuencia en reacciones alérgicas que requieren respuesta rápida y eficaz para combatir los efectos de una liberación masiva de histamina. Entre los usos de la difenhidramina se encuentra aliviar el enrojecimiento, irritación, picazón, lagrimeo de ojos, secreción nasal y estornudos causados por el resfriado común, alergias y fiebre del heno.

Asimismo, tiene propiedades sedativas y puede usarse para tratar mareo por movimiento, insomnio, problemas motrices, así como efectos secundarios de medicamentos y movimientos anormales en las primeras etapas del mal de Parkinson (trastorno del sistema nervioso que afecta la movilidad, control de los músculos y equilibrio).

En el caso de la difenhidramina tópica, proporciona alivio local de picaduras de insectos y quemaduras menores, debido a un efecto anestésico que impiden la transmisión de los impulsos nerviosos de las células.

Cabe destacar que alivia los síntomas de estas dolencias, pero no trata su causa ni acelera la recuperación. Asimismo, tiene una vida media de 2 a 6 horas, se metaboliza mediante las enzimas hepáticas y 94% se elimina a través de orina y 6% en las heces.

¿Cómo se usa la difenhidramina?

Las indicaciones para el uso de la difenhidramina más frecuente (tratamiento para rinitis, urticaria, prurito o reacciones alérgicas) son las siguientes:

  • Jarabe de difenhidramina. La dosis de difenhidramina para adultos es 2 cucharaditas (5 ml) cada 6 a 8 horas. Mientras que para niños de 3 a 5 años es 1 cucharadita cada 8 horas y para aquellos entre 6 a 12 años es 1 cucharadita cada 6 horas. Asimismo, las dosis máximas en niños de 3 a 6 años es 25 mg al día y para los que tienen 6 a 12 años es 50 mg en 24 horas.
  • Solución Inyectable de difenhidramina (intramuscular profunda o intravenosa). La dosis para adultos y niños mayores de 12 años es 10 a 50 mg cada 8 horas, con dosis máxima de 400 mg diarios. En cambio, para niños de 3 a 12 años es 50 mg al día, sin exceder los 300 mg diarios.
  • Difenhidramina tópica. La dosis usual de cremas de difenhidramina en adultos y mayores de 6 años es 3 a 4 aplicaciones al día sobre la zona de piel afectada.

La difenhidramina también se utiliza de la siguiente forma para aliviar síntomas asociados con rinitis o resfriado común, como congestión nasal, estornudos, ojos llorosos, así como picazón de nariz y garganta:

  • Cápsulas o tabletas de difenhidramina. La dosis recomendada en adultos y adolescentes es 25 a 50 mg cada 4 a 6 horas, sin exceder los 300 mg en 24 al día. Mientras que para niños de 6 a 12 años es 12.5 a 25 mg cada 4 a 6 horas, con dosis máximas de 150 mg diarias.

Las indicaciones de la difenhidramina pueden variar dependiendo del malestar que se trata.

Efectos secundarios de la difenhidramina

Como otros antihistamínicos de primera generación, la difenhidramina es un agente anticolinérgico potente. Esto produce somnolencia profunda (efecto secundario más común), dificultad motora (ataxia), así como sequedad de boca y garganta, efectos que suelen desaparecer cuando se suspende su uso.

Asimismo, algunas reacciones adversas de la difenhidramina poco frecuentes incluyen:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Latidos del corazón rápidos o irregulares (taquicardia).
  • Ojos inmovilizados en posición media, con pupilas dilatadas y fijas (ciclopejía).
  • Sensibilidad anormal a la luz (fotofobia).
  • Retención urinaria.
  • Estreñimiento.
  • Problemas para concentrarse.
  • Amnesia corto plazo.
  • Alucinaciones.
  • Disfunción eréctil.
  • Excitación (sobre todo en niños).

Algunos de estos efectos pueden producirse con retraso, cuando la somnolencia comienza a cesar. Ciertas personas pueden padecer alergia a la difenhidramina y presentar urticaria. Asimismo, su uso no es recomendado en el embarazo y no se debe recurrir a este para inducir el sueño a los niños.

En cuanto a las contraindicaciones de la difenhidramina, no debe utilizarse en menores de 3 años, junto a inhibidores de la monoaminooxidasa o alcohol, así como en pacientes con epilepsia, desórdenes cardiovasculares, problemas del hígado, úlcera péptica estenosante, obstrucción piloroduodenal, hipertrofia prostática, obstrucción del cuello de la vejiga, hipertiroidismo o asma bronquial.

¿Cuándo llamar al médico?

Es importante acudir al médico si se presentan inesperadas reacciones adversas de la difenhidramina, como problemas de la vista y dificultad o dolor al orinar. Así como en casos de sobredosificación o ingesta accidental en adultos puede producir arritmias cardiacas, y especialmente en niños puede causar encefalopatía o psicosis.

El uso recreativo de la difenhidramina implica dosis más altas que las recomendadas (por lo general entre 225 y 450 mg) y genera delirio, desagradables alucinaciones y ataques de pánico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore