Dimenhidrinato: contra el mareo por movimiento - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Dimenhidrinato

El dimenhidrinato es un antihistamínico derivado de la etanolamina (compuesto químico orgánico), con efecto antiemético (ayuda aimpedir el vómito) y antivertiginoso. Es empleado para prevenir mareo y náuseas asociadas con movimiento, síndrome de Ménière(aparición súbita de ataques incapacitantes de náuseas, zumbidos en oídos y sensación de mareo), laberintitis (inflamación del oído interno), radioterapia (radiación para destruir células cancerosas) y disfunción vestibular por uso de antibióticos.

No se conoce en su totalidad el mecanismo de su efecto antiemético y antivertiginoso, pero se relaciona con el bloqueo de impulsos a través del sistema nervioso parasimpático. Estos disminuyen la estimulación vestibular y deprimen la función laberíntica del sentido del oído, responsables del mareo por movimiento o cinetosis.

Como antihistamínico compite con la histamina (hormona responsable de las reacciones alérgicas) por los receptores H1 en las células efectoras, con lo que evita las respuestas mediadas por la hormona.

La duración de la acción del dimenhidrinato es 3 a 6 horas, para después ser metabolizado principalmente por hígado y en pequeña proporción por riñones, se excreta en 24 horas.

¿Cómo se usa el dimenhidrinato?

Puede ser indicado por el médico y se encuentra disponible en medicamentos de libre venta para mareo, se usa habitualmente en forma de tabletas y ampolletas. Se recomienda una dosis de dimenhidrinato 30 minutos antes de iniciar el viaje o la actividad que provoca el mareo. Su forma de administración es la siguiente:

  • Tabletas de dimenhidrinato. La dosis de dimenhidrinato para adultos y niños mayores de 12 años es 1 a 2 tabletas cada 4 a 6 horas, sin exceder de 8 tabletas en 24 horas. Mientras que para niños de 6 a 12 años es ½ a 1 tableta cada 6 a 8 horas, sin exceder de 3 tabletas al día. Por último, para niños de 2 a 6 años es ¼ a ½ tableta cada 6 a 8 horas, sin exceder 1 ½ tableta en 24 horas.
  • Dimenhidrinato inyectable. Para dosis intravenosa e intramuscular en adultos se diluye el contenido de la ampolleta en 10 ml de solución salina fisiológica, que ese inyecta 4 veces al día, sin sobrepasar 300 mg diarios. No se recomienda su uso en niños por vía intravenosa.
  • Supositorios de dimenhidrinato. Para niños de 2 a 6 años: 1 supositorio cada 8 horas sin exceder de 3 supositorios en 24 horas. Niños de 6 a 12 años: 1 o 2 supositorios cada 8 horas sin exceder de 6 supositorios al día.

Loa adultos mayores pueden ser más sensibles a los efectos de la dosis usual para adultos. Asimismo, no se aconseja su uso en recién nacidos y niños prematuros por mayor sensibilidad al fármaco.

Efectos secundarios del dimenhidrinato

Los efectos adversos más comunes del dimenhidrinato incluyen somnolencia (en especial cuando se toman dosis elevadas), fatiga, así como sequedad de boca, nariz o garganta. Estos suelen ser molestias que no duran más de unos días.

Asimismo, pueden presentarse otros efectos frecuentes, como confusión, hipotensión, cansancio, debilidad muscular, diarrea o constipación, dolor de cabeza y cólicos, o raros que generen reacción paradoja (aparición de un resultado opuesto al esperado, común en niños), tinnitus, fotosensibilidad, dolor epigástrico, sensación de desmayo, dificultad para orinar (común en pacientes de la tercera edad), salpullido o taquicardia.

Las contraindicaciones del dimenhidrinato incluyen el uso en menores de 2 años, pacientes con glaucoma de ángulo cerrado, hiperplasia prostática, úlcera péptica estenosante, obstrucción del cuello de la vejiga, insuficiencia hepática, asma bronquial, arritmias cardiacas, obstrucción píloroduodenal, bronquitis crónica y con hipersensibilidad a la difenhidramina y a la 8-cloroteofilina.

Debe usarse con precaución durante la lactancia, pues se excreta en pequeñas cantidades en la leche materna. En cuanto al embarazo, no hay estudios que demuestren que cause efectos adversos al feto, sin embargo, deberá emplearse durante este periodo sólo si es permitido por el médico.

¿Cuándo llamar al médico?

Los efectos secundarios del dimenhidrinato que requieren atención médica incluyen anafilaxia (reacción alérgica), anormalidades de la función hepática (como colestasis), taquicardia, convulsiones y edema (hinchazón). Asimismo, se debe visitar al médico si continúan o son molestos otros efectos adversos como mareo.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore