Esomeprazol, para el tratamiento de reflujo gastroesofágico - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Esomeprazol

Esomeprazol actúa disminuyendo la cantidad de ácido que produce el estómago, por tanto, es útil para tratar los síntomas de afecciones como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y síndrome de Zollinger-Ellison, entre otras.

Igualmente, se utiliza para disminuir la probabilidad de que las personas que toman fármacos antiinflamatorios no esteroides desarrollen úlceras en el revestimiento interno del estómago o del intestino.

En combinación con otros medicamentos, el esomeprazol ayuda a tratar y prevenir las recaídas de las úlceras gástricas ocasionadas por determinado tipo de bacterias (H. pylori).

¿Cómo actúa el esomeprazol?

Perteneciente a la clase de medicamentos denominados inhibidores de la bomba de protones, el esomeprazol ayuda a disminuir la cantidad de ácido producido en el estómago.

Cuando los contenidos estomacales regresan desde el estómago hacia el esófago (conducto que va desde la boca hasta el estómago), pueden irritar este tubo y causar acidez gástrica, síntoma característico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Al tratar este daño al esófago, el esomeprazol alivia y previene mayores complicaciones derivadas de la ERGE.  

En el caso del síndrome de Zollinger-Ellison, el cuerpo produce una cantidad excesiva de la hormona gastrina debido a que existen tumores (gastrinomas) localizados, por lo general, en la cabeza del páncreas y en la parte superior del intestino delgado. Los inhibidores de la bomba de protones como el esomeprazol se utilizan en el tratamiento para esta condición.

¿Cómo se usa el esomeprazol?

El esomeprazol se encuentra en cápsulas de liberación retardada (liberan el medicamento en el intestino para evitar que los ácidos del estómago lo desintegren) que se administran por vía oral, o bien, se abren para mezclar su contenido con agua.

Por lo general, el esomeprazol se toma una vez al día, al menos una hora antes de cualquier comida, según las indicaciones del médico.

Efectos secundarios del esomeprazol

Como la mayoría de medicamentos, el esomeprazol puede provocar efectos secundarios, entre los que se encuentran:

  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Gases.
  • Estreñimiento.
  • Sequedad en la boca.

Algunas reacciones secundarias del esomperazol pueden ser graves, como:

  • Ampollas o descamación de la piel.
  • Urticaria.
  • Sarpullido.
  • Dificultades para respirar o tragar.
  • Inflamación de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o pantorrillas.
  • Ronquera.
  • Latidos del corazón irregulares, rápidos o fuertes.
  • Cansancio excesivo.
  • Sensación de mareo.
  • Espasmos musculares.
  • Diarrea.
  • Dolor de estómago.
  • Fiebre.

¿Cuándo llamar al médico?

Si los síntomas de la afección no mejoran o empeoran, debe consultarse al médico.

Asimismo, ante cualquiera de los efectos secundarios del esomeprazol señalados, el consumidor debe llamar a su médico o acudir a servicios de emergencia para recibir atención inmediata.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore