Famotidina para prevenir y tratar síntomas de acidez estomacal - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Famotidina

Fármaco empleado en el tratamiento de condiciones donde aumenta la producción de ácido en el estómago y/o disminuyen los mecanismos protectores del aparato digestivo, por ejemplo úlceras gástricas (heridas en el recubrimiento interno del estómago o del intestino delgado) y síndrome de Zollinger-Ellison (tumores en el páncreas o intestino delgado), entre otras. O bien, cuando el ácido se produce en cantidades normales pero pasa a sitios donde no existen medios de protección, como en el esófago, produciendo enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE, trastorno en el que el contenido del estómago se regresa al estómago causando pirosis o acidez estomacal).

Pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas H2 y suele utilizarse sin prescripción médica para prevenir y tratar los síntomas de la acidez estomacal asociados a indigestión por comer o beber ciertos alimentos.

¿Cómo se usa la famotidina?

La famotidina se presenta en tabletas masticables o cápsulas para tomar por vía oral.

Por lo general, se ingiere 1 o 2 veces al día, pero se recomienda consultar con el médico las dosis adecuadas y frecuencia de uso para cada padecimiento.

A fin de prevenir pirosis, el medicamento se toma 15 a 60 minutos antes de ingerir alimentos o bebidas.

En caso de úlcera duodenal, el profesional de la salud suele recomendar 40 mg/día (2 cápsulas) tomados preferentemente por la noche, o 20 mg cada 12 horas durante 4 a 8 semanas.

Úlcera gástrica benigna puede llevar al médico a prescribir 40 mg cada 12 horas (mañana y noche) durante 4 a 8 semanas, con tratamiento posterior de mantenimiento de 20 mg (1 cápsula) por día, de preferencia por la noche durante un año. Cabe recalcar que el tratamiento de las úlceras debe ser supervisado por el médico, ya que muchas suelen complicarse.

Para aliviar acidez estomacal ocasionada por enfermedad por reflujo gastroesofágico se suelen recomendar 2 cápsulas de famotidina cada 12 horas y, a fin de evitar la recaída, 1 cápsula (20 mg) por la noche durante 4 a 8 semanas.

Dependiendo de la cantidad de ácido en el estómago, el tratamiento indicado por el médico en casos de síndrome de Zollinger-Ellison puede comenzar con 1 cápsula de 20 mg cada 6 horas hasta alcanzar un máximo de 800 mg/día.

Es muy importante concluir el tratamiento con famotidina durante el tiempo señalado por el profesional de la salud, ya que normalmente el dolor y malestar desaparecen antes de que el trastorno que los causa haya sido superado.

Efectos secundarios de la famotidina

Como todo medicamento, es posible que la famotidina cause efectos secundarios distintos en cada persona, los más frecuentes son:

  • Cefalea (dolor de cabeza).
  • Mareos.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.

Efectos adversos de la famotidina identificados con menos frecuencia incluyen:

  • Falta de apetito y/o alteración del gusto.
  • Fatiga.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Distensión abdominal (inflamación del vientre).
  • Sequedad de boca.
  • Erupción cutánea o prurito (picazón o irritación de la piel).
  • Dolor en articulaciones.
  • Calambres musculares.

¿Cuándo llamar al médico?

Se recomienda consultar al médico antes de usar famotidina, a fin de determinar la dosis y frecuencia de uso adecuados para cada paciente, según su cuadro en particular.

Algunos efectos secundarios de la famotidina pueden ser graves y, aunque poco comunes, requieren atención médica en caso de presentarse:

  • Urticaria (ronchas rojizas, elevadas y a menudo pruriginosas que aparecen en la piel usualmente como reacción alérgica).
  • Hinchazón de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o piernas.
  • Ronquera.
  • Dificultad para respirar o tragar.

Asimismo, si los síntomas de la acidez estomacal e indigestión se prolongan por más de 2 semanas o se agravan, si el efecto de la medicina es demasiado fuerte o muy débil, se debe suspender el medicamento y acudir al médico.

El uso de famotidina durante el embarazo y lactancia queda a criterio del médico, ya que se excreta a través de la leche humana y podría tener efectos en el bebé. Al respecto, cabe mencionar que tampoco se ha establecido su uso seguro y eficaz en niños.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore