Fexofenadina

Fexofenadina para síntomas de alergia

Fexofenadina es un antihistamínico que bloquea los efectos de la histamina, sustancia en el cuerpo que causa los síntomas de alergia.

¿Para qué sirve la fexofenadina?

Es utilizada para aliviar los síntomas de rinitis alérgica estacional (fiebre del heno), que incluye secreción nasal, estornudos, picazón u ojos acuosos, enrojecimiento, picazón en nariz, garganta o paladar en adultos y niños mayores a dos años de edad.

La fexofenadina también se usa para combatir los síntomas de urticaria (enrojecimiento, picazón y sarpullido) en adultos y niños de 6 meses de edad o mayores.

¿Cómo se usa?

Las presentaciones de fexofenadina son: envasada en forma de tabletas y fexofenadina suspensión líquida para tomar por vía oral, y generalmente se toma con agua, una o dos veces al día. El médico indicará la duración del tratamiento. Se recomienda tomarla en el mismo horario todos los días.

Efectos secundarios de la fexofenadina

En algunos casos, la fexofenadina puede provocar efectos secundarios como:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Dolor en brazos, pierna o espalda.
  • Dolor en general.
  • Dolor durante el periodo menstrual.
  • Tos.

Algunos efectos podrían derivar en graves consecuencias:

  • Urticaria.
  • Sarpullido.
  • Picazón.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Inflamación de cara, garganta, lengua, labios, ojos, pies, tobillos o pantorrillas.
  • Ronquera.

¿Cuándo llamar al médico?

Las reacciones alérgicas pueden presentarse en cualquier época del año, debido a deficiencias en el sistema inmunológico, de igual manera, otros factores pueden generar en algunas personas molestia correspondiente a alergias, por lo que es indispensable acudir al médico especialista para que autorice la utilización de este fármaco.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.