Flurazepam para insomnio y ansiedad - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Flurazepam

El flurazepam es un tipo de medicamento llamado benzodiacepina oral, es decir, actúa sobre el sistema nervioso central haciendo más lenta la actividad del cerebro para facilitar el sueño, por lo que frecuentemente es utilizado en el tratamiento del insomnio.

¿Para qué sirve el flurazepam?

Generalmente se utiliza como tratamiento a corto plazo del insomnio, y es un medicamento controlado (sólo se vende con receta médica) para regular o controlar la ansiedad.

El flurazepam debe utilizarse con suma precaución en los pacientes con depresión respiratoria o enfermedades pulmonares como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o apnea del sueño.

Este principio activo puede crear hábito, por lo que no se debe aumentar su dosis, ni tomar con mayor frecuencia que la indicada por el médico. También se debe consultar antes de dejar de tomarlo cuando ya ha sido prescrito.

¿Cómo se usa?

La presentación de flurazepam es en cápsulas para administración vía oral. Las dosis van de los 15 a los 30 mg. Generalmente se toma al acostarse, según sea necesario y como le haya indicado el especialista.

Los problemas para dormir deben mejorar entre 7 y 10 días, por lo que la dosis debe ajustarse a este periodo, ya que empieza a actuar lentamente y continúa por poco tiempo después de dejar de tomarlo. El médico adaptará el tratamiento adecuado para ello.

El flurazepam es absorbido rápidamente por el tracto digestivo. Su efecto hipnótico se comienza a manifestar a los 20 minutos y dura de 7 a 10 horas. El fármaco se distribuye por todo el cuerpo, atraviesa la barrera placentaria y se puede excretar en la leche materna, por lo que no debe emplearse en embarazo o lactancia.

Efectos secundarios del flurazepam

Los más comunes son:

  • Somnolencia.
  • Mareos.
  • Aturdimiento.
  • Pérdida de coordinación.
  • Dolores de cabeza.
  • Acidez estomacal.
  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Dolor de estómago.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Nerviosismo.
  • Irritabilidad.
  • Debilidad.
  • Dolor de articulaciones.

En circunstancias extraordinarias se han reportado:

  • Intolerancia a la luz, sonidos y contacto físico.
  • Alucinaciones.
  • Convulsiones.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Latidos fuertes del corazón.
  • Dolor en el pecho.
  • Coma (pérdida del conocimiento por un lapso).

Flurazepam podría originar dependencia física y psíquica. El riesgo de dependencia se relaciona directamente con la dosis. El uso prologando de flurazepam podría crear hábito e incluso producir un efecto rebote.

Si se origina una dependencia al medicamento, el riesgo de consecuencias se eleva, ya que pueden aparecer síntomas de retirada, como:

  • Cefaleas.
  • Dolores musculares.
  • Ansiedad acusada.
  • Tensión.
  • Intranquilidad.
  • Confusión.
  • Irritabilidad.

El uso de benzodiazepinas está asociado a aumento de la frecuencia de caídas en adultos mayores, debido a que puede acentuar la disminución de las funciones cognitivas y motoras, recomendándose iniciar el tratamiento con las menores dosis posibles.

La capacidad para conducir vehículos o utilizar maquinaria puede verse negativamente afectada por la sedación, amnesia, dificultad en la concentración y deterioro de la función muscular que pueden aparecer como consecuencia del tratamiento con flurazepam.

¿Cuándo llamar al médico?

El insomnio es un padecimiento común en la sociedad de hoy, a causa de diferentes variantes, entre las que destaca el ritmo de la rutina actual. Es un problema que afecta considerablemente la calidad de vida, y debe atenderse cuanto antes con un tratamiento adecuado prescrito por un especialista, por lo que al pasar varias noches sin concebir el sueño, es recomendable acudir inmediatamente al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

 


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore