Fosfato de potasio para niveles bajos de fósforo en sangre - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Fosfato de potasio

El fosfato de potasio es un fármaco que une el potasio mineral electrolito con el fósforo mineral o fosfato. Aporta fósforo iónico suplementario por lo que se emplea en el tratamiento de niveles bajos de fósforo en sangre (hipofosfatemia), ya sea por baja ingesta o requerimiento mayor del elemento.

También se utiliza en la prevención de la formación de cálculos renales ya que acidifica la orina (además de eliminar olor y turbidez), lo que aumenta la solubilidad del calcio, evitando la precipitación de depósitos en el tracto urinario.

Los fosfatos son absorbidos por el tracto gastrointestinal; pero altas cantidades de calcio o aluminio pueden formar compuestos insolubles y disminuir la absorción.

El fosfato de potasio se elimina 90% por vía renal y el resto por las heces.

¿Cómo se usa el fosfato de potasio?

Vía oral:

Tabletas de fosfato de potasio. En adultos, se disuelven 250 mg en un vaso con agua cuatro veces al día, de preferencia después del desayuno, comida, cena y antes de acostarse. En niños de hasta cuatro años de edad, suministrar 200 mg, cuatro veces al día con las comidas y antes de acostarse.

Vía parenteral (aportación vía intravenosa de los nutrientes básicos que necesita una persona):

Ampollas de fosfato de potasio. En adultos, diluir al día 310 mg a gran volumen o de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Efectos secundarios del fosfato de potasio

Sus efectos adversos más comunes ocurren cuando el medicamento no se ingiere con alimentos o no se disuelve adecuadamente e incluyen:

  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Malestar abdominal.

Otro efecto más serio es la hipercaliemia (niveles altos de potasio).

Contraindicaciones del fosfato de potasio (está prohibida su administración) en caso de:

  • Enfermedad renal crónica y otras enfermedades que alteren la excreción de potasio.
  • Deshidratación aguda.
  • Padecer hipercaliemia (nivel alto de potasio), cualquiera que sea su causa.

Asimismo, para evitar interacciones del fosfato de potasio se recomienda evitar la administración simultánea con:

  • Diuréticos ahorradores de potasio.
  • Suplementos de potasio.
  • Anticolinérgicos, bloqueadores de receptores de acetilcolina.
  • Antiácidos.
  • Vitamina D.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina como calcifediol.
  • Salicilatos.
  • Agentes anticríticos como quinidina.

No existen estudios de su uso en mujeres embarazadas y se desconoce el valor del riesgo-beneficio y si puede causar daño fetal, por lo que no se recomienda su uso en este caso. También se desconoce si se excreta por la leche materna, por lo que su uso durante la lactancia se recomienda sólo si el beneficio para la madre supere los riesgos para el niño y bajo vigilancia médica.

¿Cuándo llamar al médico?

Se debe acudir al servicio de urgencias cuando se presente sobredosis de fosfato de potasio, así como síntomas adversos como confusión, taquicardia, dolor de cabeza, edemas, convulsiones, hormigueo alrededor de los labios y debilidad o pesadez de las piernas.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore