Hidróxido de aluminio

Hidróxido de aluminio para padecimientos gástricos

El hidróxido de aluminio es un antiácido que se utiliza en combinación con hidróxido de magnesio para aliviar pirosis, indigestión y malestares estomacales.

 

¿Para qué sirve el hidróxido de aluminio?

Es utilizado generalmente para tratar síntomas de úlcera péptica, gastritis, esofagitis, hernia hiatal o demasiado ácido en el estómago (hiperacidez gástrica), ya que se combina con dicho ácido y lo neutraliza.  

¿Cómo se usa?

Las presentaciones del hidróxido de aluminio son tabletas masticables y suspensión, para ingerir de manera oral. Las tabletas deben masticarse a fondo y no ser tragadas, y el líquido puede ser mezclado con agua o leche.

Efectos secundarios

En algunos casos, el hidróxido de aluminio podría presentar efectos secundarios como:

  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio.
  • Debilidad muscular.

¿Cuándo llamar al médico?

Frecuentemente estamos expuestos a factores que detonan malestar estomacal, desde alimentos ácidos o contaminados hasta episodios de enojo o angustia que genera acidez estomacal dando origen a gastritis, que posteriormente tiende a empeorar si no es tratada correctamente, y evolucionar a úlcera o hernia, que generalmente presenta síntomas peculiares de dolor en el esófago. Por tanto, es recomendable acudir al médico en cuanto se perciban síntomas de gastritis.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.