Hidrocortisona

Hidrocortisona alivia diferentes afecciones de la piel

La hidrocortisona es un tipo de medicamento llamado corticosteroide que funciona para activar las sustancias naturales en la piel y reducir la hinchazón y/o picazón.

De igual manera, la inyección de hidrocortisona sirve para tratar casos de alergia muy severos.

¿Para qué sirve la hidrocortisona?

Hidrocortisona tópica sirve para tratar el enrojecimiento, hinchazón, picazón y las molestias de diferentes afecciones de la piel, o inflamación de articulaciones, pulmones y otros órganos. También es utilizada en trastornos sanguíneos o enfermedades de la glándula suprarrenal.

La hidrocortisona inyectable es frecuentemente utilizada para tratar los síntomas de los niveles bajos de corticosteroides, además de ser usada para tratamiento de esclerosis múltiple, lupus y algunos tipos de artritis.

¿Cómo se usa?

Se usa generalmente en combinación con glucosamina a manera de suplemento, para combatir el dolor ocasionado por inflamación o desgaste de articulaciones, reformando el cartílago para su mejor funcionamiento.

La presentación de hidrocortisona tópica es en ungüento, solución (líquido), aerosol o loción para usarla en la piel de una a cuatro veces al día en cantidades moderadas, y los resultados deberán presentarse durante las primeras dos semanas de tratamiento.

La presentación de la inyección de hidrocortisona es en polvo que debe mezclarse con líquido para inyectarse por vía intramuscular (en el músculo) o intravenosa (en la vena).

Efectos secundarios de la hidrocortisona

En raras ocasiones puede presentarse:

  • Ardor, picazón, irritación, resequedad.
  • Acné.
  • Pequeños bultos rojos o sarpullido alrededor de la boca.
  • Pequeños bultos blancos o rojos en la piel.
  • Cansancio extremo.
  • Debilidad.
  • Depresión, cambios de humor, dificultad para dormir, pensamientos o sentimientos inusuales.
  • Mayor sudoración.
  • Dolor de articulaciones.
  • Mareos.
  • Problemas de la vista.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Periodos menstruales irregulares.
  • Aumento súbito de peso.

El uso de hidrocortisona en el embarazo requiere de estricta evaluación de los posibles beneficios-riesgos para la madre y el bebé. Recién nacidos de madres que han recibido cantidades importantes de corticosteroides durante el embarazo, deben ser vigilados estrechamente.

Se contraindica la lactancia en las madres que estén tomando dosis farmacológicas de corticosteroides.

¿Cuándo llamar al médico?

En diferentes ocasiones la piel de nuestro cuerpo puede verse afectada por una infinidad de factores, provocando inflamación o hinchazón, acompañado de enrojecimiento que generalmente causa molestias. Es importante que ante la aparición de síntomas se acuda directamente con un especialista, para que nos indique qué tipo de hidrocortisona emplear.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.