Lansoprazol

Lansoprazol para la enfermedad por reflujo gastroesofágico

El lansoprazol reduce la cantidad de ácido que produce el estómago, por lo que es medicamento considerado inhibidor de la bomba de protones; se usa para tratar a pacientes con enfermedad de reflujo gastroesofágico, inflamación del revestimiento de la garganta o estómago, así como a personas que sufren sangrado en el estómago.

¿Cómo se usa el lansoprazol? 

El lansoprazol se utiliza en el tratamiento de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), trastorno en el que el esfínter del esófago se encuentra anormalmente relajado y permite que el contenido ácido del estómago regrese y cause irritación.

El lansoprazol alivia los síntomas de ERGE, gracias a que permite que el esófago cicatrice y previene que sufra más daños.

Asimismo, este medicamento se usa para tratar úlceras en el revestimiento interno del estómago o intestino, evitar que se desarrollen más lesiones cuando ya han cicatrizado, o bien, para reducir el riesgo de que se formen úlceras en personas que toman medicamentos antiinflamatorios no esteroideo (AINE).

Igualmente, lansoprazol se indica en el tratamiento de afecciones donde el estómago produce demasiado ácido, por ejemplo, síndrome de Zollinger-Ellison.

El lansoprazol se presenta en cápsulas y comprimidos, los cuales deberán administrarse siguiendo al pie de la letra las indicaciones del médico.

Por lo general, se recomienda tomar este medicamento media hora antes de ingerir alimentos (preferentemente por la mañana) con agua o jugo.

Efectos secundarios de lansoprazol

  • Estreñimiento.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.

En algunos casos, puede requerirse atención médica si el paciente presenta:

  • Sarpullido.
  • Ampollas o descamación de la piel.
  • Urticaria.
  • Inflamación de los ojos, cara, labios, boca, lengua o garganta.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Ronquera.
  • Latidos del corazón irregulares, rápidos o fuertes.
  • Cansancio excesivo.
  • Mareos.
  • Espasmos musculares.
  • Temblor incontrolable de una parte del cuerpo.
  • Convulsiones.
  • Diarrea grave con heces acuosas.
  • Dolor de estómago.
  • Fiebre.

Las personas que están tomando inhibidores de la bomba de protones, como lansoprazol, pueden tener mayor probabilidad de fracturas en las muñecas, caderas o columna vertebral que quienes no toman uno de estos medicamentos.

¿Cuándo llamar al médico?

Ante cualquier efecto secundario por el consumo de lansoprazol, debe informarse al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.