Naproxeno, para aliviar dolor, fiebre e inflamación - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Naproxeno

El naproxeno es principio activo que se utiliza para tratar dolor e inflamación, así como para bajar la fiebre; pertenece al grupo de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos.

Se indica en el tratamiento de dolor leve o moderado, sobre todo de origen óseo o muscular, como el que acompaña a enfermedades reumáticas, por ejemplo, osteoartritis (artritis causada por deterioro del recubrimiento de las articulaciones), artritis reumatoide (provocada por hinchazón del recubrimiento de las articulaciones) o espondilitis anquilosante (afecta principalmente la columna vertebral), así como en caso de inflamación de huesos y articulaciones o ataques de gota (dolor de las articulaciones e hinchazón intensa causados por acumulación de ciertas sustancias).

Igualmente, el naproxeno se emplea para el alivio de dolor asociado a crisis agudas de jaqueca (migrañas), dolor menstrual (dismenorrea) y/o sangrado abundante durante la menstruación (menorragia) primaria o secundaria a un dispositivo intrauterino (DIU).

¿Cómo se usa el naproxeno?

El naproxeno de prescripción puede administrarse en tabletas regulares, de liberación retardada (liberan el medicamento en el intestino para evitar que los ácidos del estómago lo desintegren), de liberación prolongada (se libera lentamente para poder extender el tiempo entre dosis) y como suspensión (líquido) para tomar por vía oral.

Las tabletas de naproxeno de liberación prolongada por lo general se toman una vez al día. Las tabletas regulares, de liberación retardada y la suspensión se toman dos veces al día para la artritis.

El naproxeno de libre venta (sin prescripción médica) se encuentra en presentación de tabletas, tabletas recubiertas y suspensión; se toma por vía oral para reducir la fiebre y aliviar dolores de cabeza leve, musculares, menstruales, de muelas y espalda, así como en caso de artritis y resfriado común.

En general, la dosis de naproxeno habitual para adultos es 500 a 1,000 mg diarios (500 mg cada 12 horas); puede tomarse con alimentos o leche para evitar malestar estomacal.

De manera específica, la dosis de naproxeno depende de la afección a tratar:

  • Gota aguda: se recomienda tomar inicialmente 750 mg; al cabo de 8 horas, seguir con una dosis de 500 mg y luego de 250 mg a intervalos de 8 horas hasta que el ataque haya remitido.
  • Dismenorrea: la dosis inicial sugerida es 500 mg seguida de 250 mg cada 6 u 8 horas.
  • Procesos musculoesqueléticos: la dosis inicial debe ser 500 mg seguida de 250 mg cada 6 u 8 horas.
  • Artritis reumatoide juvenil: se indican 10 mg por kilogramo al día (mg/kg/día), repartidos en dos tomas, a intervalos de 12 horas.

Efectos secundarios del naproxeno

  • Úlcera péptica, perforación o hemorragia gastrointestinal.
  • Dolor epigástrico.
  • Cefalea.
  • Náusea.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Flatulencias.
  • Constipación.
  • Dispepsia.
  • Somnolencia.
  • Mareo.

No se recomienda usar naproxeno durante el primer y segundo trimestre de embarazo, a menos que sea absolutamente necesario y prescrito por el médico. Y está contraindicado durante el tercer trimestre debido al aumento del riesgo de hemorragia materno-fetal y posible disminución de la contractilidad uterina.

Tampoco se recomienda durante la lactancia, pues se excreta en la leche materna.

¿Cuándo llamar al médico?

Se debe dejar de tomar el naproxeno de libre venta y acudir al médico si los síntomas empeoran o se presentan otros inesperados, así como si la parte del cuerpo a tratar está enrojecida o hinchada, si el dolor no cede luego de 10 días o si se presenta fiebre por más de tres días.

En caso de ingesta accidental o sobredosificación (incluye síntomas como mareo, dolor o acidez estomacal, vómito o dificultad para respirar), se debe acudir al servicio de urgencias más cercano.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

 


Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore