Tiamina (vitamina B1)

Vitaminas del complejo b

La tiamina es una de las vitaminas del complejo B, conocida también como vitamina B1, es soluble en agua y está presente en muchos alimentos como frijol, maíz, semillas de girasol, lentejas, avena, carne, naranja o coliflor.

La función de la tiamina es ayudar a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía, también es necesaria para el metabolismo de proteínas y lípidos.

Además, contribuye en la transmisión del impulso nervioso y en el mantenimiento de un crecimiento normal. La deficiencia de tiamina es frecuente en niños con enfermedades metabólicas u otras patologías de gravedad.

La vitamina B1 está indicada en el tratamiento y prevención de la deficiencia de tiamina, beriberi (enfermedades causadas por deficiencia de vitamina B1) neuralgias (dolor por irritación o daño a un nervio), neuritis (inflamación de un nervio).

¿Cómo se usa la tiamina?

En casos de deficiencia de vitamina B1 leve:

  • 1-12 meses de edad: 5 mg tres veces al día (tratamiento) o dosis única diaria
  • (profilaxis) vía oral.
  • 1-12 años: 10 mg tres veces al día (tratamiento) o 5 mg dos veces al día
  • (profilaxis, es decir, medicina preventiva) vía oral.
  • 12-18 años: 10 a 15 mg tres veces al día (tratamiento) o 5 mg tres veces
  • al día (profilaxis) vía oral.

Deficiencia de vitamina B1 grave (beriberi):

  • 10 a 25 mg vía intramuscular (IM) o intravenosa (IV), o 10 a 50 mg/día por vía oral durante dos semanas, después 5 a 10 mg/día por vía oral durante un mes.

En la terapia de deficiencias leves crónicas, las dosis varían entre 5-30 mg/día, en una o varias tomas.

Efectos secundarios de la tiamina

El tratamiento con tiamina puede causar:

  • Erupciones en la piel.
  • Comezón.
  • Reacción alérgica.

La tiamina probablemente es segura para las mujeres embarazadas o amamantando cuando se toma en la cantidad recomendada de 1.4 mg diarios. No se tiene suficiente información acerca de la seguridad del uso en grandes cantidades durante el embarazo o la lactancia.

¿Cuándo llamar al médico?

En casos de sobredosis de tiamina puede presentarse irritabilidad, inquietud nerviosa, cefaleas, temblores, palpitaciones, anorexia y náusea/vómitos. Estas reacciones adversas que se asemejan a los síntomas de hipertiroidismo, demandan acudir al servicio médico de urgencias.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.