Trimebutina: en pro de la motilidad gastrointestinal - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Trimebutina

La motilidad gastrointestinal es la acción que hace que el alimento se desplace desde la boca hasta ser desechado, por lo que es un proceso que interviene en la digestión y absorción del alimento en el intestino.

La trimebutina es fármaco opiáceo (los medicamentos opiáceos u opioides, conocidos como narcóticos, imitan la función de una sustancia llamada endorfina, producida por el organismo para controlar el dolor). Actúa con un efecto regulador de la motilidad gastrointestinal y antiespasmódico (calma o neutraliza las contracciones involuntarias de los músculos, en este caso, los intestinales). También ayuda en alteraciones de la motilidad asociadas a dolores de origen gastrointestinal o biliar, reduce la contractilidad (capacidad para contraerse y dilatarse) del colon y favorece el vaciamiento gástrico.

¿Cómo se usa la trimebutina?

La trimebutina se utiliza por vía oral, vía intravenosa, intramuscular o rectal en el tratamiento del dolor abdominal y otros trastornos abdominales, incluyendo el síndrome del colon irritable.

Con respecto al modo de empleo de la trimebutina, hay recomendaciones según el padecimiento: tanto en la usada para los espasmos del píloro o en los síntomas de gastritis relacionados con la úlcera gastrointestinal, como en la usada para el tratamiento del colon irritable, se recomiendan dosis iniciales diarias de 300 a 400 mg, que se deben tomar dos veces por día, hasta que logrado el alivio, se reduzca a 200 mg diarios.

Cuando se trata de niños, la dosis de este principio activo depende de la edad y peso; en general, se recomiendan dosis diarias de hasta 48 mg (los niños 3 a 5 años), disminuyendo hasta 12 mg como máximo al día.

Se recomienda leer las indicaciones que aparecen en la etiqueta de la medicina y usar sólo la dosis prescrita por el médico, durante el tiempo que él indique, aun si se siente mejoría.

Se desconocen los efectos secundarios de la trimebutina sobre el embarazo. Asimismo, la trimebutina puede inhibir la lactancia. Se ignora si éste medicamento es excretado en cantidades significativas con la leche materna, y si ello podría afectar al niño, por lo que no se recomienda su administración durante la gestación y la lactancia.

Efectos secundarios de la trimebutina

La trimebutina tiene un buen grado de tolerancia, los efectos secundarios son pocos, por ejemplo:

Vía parenteral:

  • Hipotensión (presión arterial baja).
  • Dermatitis.
  • Urticaria.

De manera general se puede presentar:

  • Retención de orina.
  • Sequedad de boca.
  • Diarrea.
  • Somnolencia.
  • Dolores estomacales.
  • Náuseas.
  • Sordera leve.
  • Dolor de senos.
  • Mareos.
  • Constipación (estreñimiento).

Estos efectos adversos de la trimebutina han sido reportados en un porcentaje que no alcanza al 3.5% de los pacientes. No obstante, ante la presencia de cualquiera de ellos se debe consultar inmediatamente al médico.

¿Cuándo llamar al médico?

Antes de usar cualquier medicamento, es necesario consultar al médico para que determine la dosis adecuada para el paciente, con base en su cuadro clínico particular.

Si los síntomas no mejoran o empeoran durante el tratamiento con trimebutina, es necesario consultar al profesional de la salud.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.




Comscore