Warfarina contra la coagulación de la sangre - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Warfarina

Warfarina es un anticoagulante (diluye la sangre) que los médicos utilizan para prevenir la formación de coágulos de sangre o que se hagan más grandes. Generalmente se receta para personas con ritmo cardiaco irregular, válvulas cardiacas artificiales (de reemplazo o mecánicas) o a quienes han sufrido un infarto.

Igualmente, la warfarina se usa para tratar o prevenir trombosis venosa (hinchazón y coágulo de sangre en una vena) y embolia pulmonar (coágulo de sangre en el pulmón).

¿Cómo se usa la warfarina?

La warfarina viene en tabletas orales que, por lo general, se toman una vez al día, con o sin alimentos, de preferencia, siempre a la misma hora y respetando al pie de la letra las indicaciones del médico.

Este principio activo bloquea parcialmente la capacidad del hígado de usar la Vitamina K necesaria para producir los factores de coagulación que ayudan a la sangre a coagularse y evitar hemorragias.

Antes de su uso, es importante que el paciente informe al médico si es alérgico a la warfarina, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas de este fármaco.

Asimismo, se debe comunicar al médico qué otros medicamentos (con y sin receta médica), vitaminas, suplementos alimenticios y productos a base de plantas o botánicos está tomando.

No debes tomar warfarina si estás embarazada.

Efectos secundarios de la warfarina

La warfarina puede ocasionar efectos secundarios como:

  • Gases intestinales.
  • Dolor abdominal.
  • Hinchazón.
  • Cambio en el sabor de las cosas.
  • Caída del cabello.
  • Sentir frío o tener escalofríos.

Si se toma en forma incorrecta, aumenta el riesgo de sangrado peligroso, sobre todo cuando se tiene:

  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Antecedentes de accidente cerebrovascular.
  • Problemas renales.
  • Cáncer.
  • Alcoholismo.
  • Enfermedad del hígado (hepática).

Algunos estudios sugieren que la probabilidad de sufrir problemas de sangrado es más elevada en el primer mes en que se toma warfarina que en momentos posteriores del tratamiento.

Los efectos secundarios de la warfarina que requieren atención médica inmediata son:

  • Sangrado grave, que comprende el sangrado menstrual más intenso que lo normal.
  • Orina de color rojo o marrón.
  • Heces negras o con sangre.
  • Dolor de cabeza o estomacal grave.
  • Dolor articular, molestias o inflamación, en especial después de una lesión.
  • Vómitos con sangre o con una sustancia parecida a los granos de café.
  • Moretones (hematomas) que aparecen sin haber sufrido lesiones que puedan recordarse.
  • Mareo o debilidad.

En casos poco frecuentes, la warfarina puede causar la muerte de tejido cutáneo (necrosis); esta complicación se produce, con mayor frecuencia, entre 3 y 8 días después de que inicia el tratamiento con warfarina.

La warfarina evita que la sangre se coagule, así que puede tomar más tiempo del usual que el paciente deje de sangrar si se corta o lesiona, por tanto, se recomienda que evite realizar actividades o practicar deportes que impliquen alto riesgo de provocar una lesión.

¿Cuándo llamar al médico?

La warfarina puede causar sangrado profuso (sobre todo, en personas de más de 65 años) que puede ser potencialmente mortal e, incluso, causar la muerte. Debe informarse al médico si el paciente sufre o ha sufrido un trastorno de la sangre o sangrado.

Igualmente, se debe llamar al médico si ocurre alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor.
  • Hinchazón o incomodidad.
  • Sangrado de una cortada, de nariz o encías que no se detiene en el tiempo habitual.
  • Toser o vomitar sangre o material que se ve como café molido.
  • Moretones.
  • Sangrado vaginal o flujo menstrual mayor que el normal.
  • Orina de color rosado, rojo o café oscuro.
  • Evacuaciones de color rojo o negro.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareo o debilidad.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore