Esquema del aparato reproductor femenino - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Aparato reproductor femenino

Esquema del aparato reproductor femenino, Órganos del aparato reproductor femenino

SyM

Las principales funciones del aparato reproductor femenino son la producción hormonal para el mantenimiento de los caracteres sexuales femeninos, permitir la fecundación, la gestación y el parto, por lo que los órganos que lo conforman desempeñan importante papel en la salud de la mujer.

Órganos del aparato reproductor femenino

Para comprender cómo funciona, se requiere conocer cada una de sus partes:

Trompas de Falopio: conductos delgados de 10 a 12 cm de longitud que conectan cada ovario con el útero. La fertilización se lleva a cabo dentro de una trompa de Falopio cuando un espermatozoide penetra en un óvulo que ha sido liberado de uno de los ovarios. El óvulo fertilizado viaja a través de este conducto hasta el útero.

Ovarios: situados en la parte inferior de la pelvis (aproximadamente 10 a 12 cm por debajo de la cintura), cada ovario libera regularmente un óvulo (un mes lo hace uno, y el siguiente el otro), que es captado por las trompas de Falopio en un proceso llamado ovulación. Asimismo, producen las hormonas sexuales femeninas estrógenos y progesterona, importantes para el desarrollo y mantenimiento de las características físicas de la mujer.

Útero o matriz: órgano en forma de pera invertida, de 6 cm de longitud aproximadamente en una mujer no embarazada; sus paredes son gruesas y están formadas principalmente por fuertes músculos. Cuando un óvulo fertilizado llega a la matriz, se implanta dentro de la pared uterina y empieza a desarrollarse hasta convertirse en un feto o producto. Si el óvulo no es fertilizado, degenera y el revestimiento uterino se desprende, lo que produce la menstruación.

Cuello del útero o cérvix: posee paredes gruesas; cuenta con un pequeño orificio para que los fluidos menstruales pasen del útero al exterior, o los espermatozoides al interior, pero no lo suficientemente grande para que, por ejemplo, pudiera accidentalmente introducirse un tampón en él. Durante el trabajo de parto, el cérvix se expande para permitir el paso del bebé.

Vagina: tubo muscular hueco que se extiende desde la abertura vaginal hasta el útero. La vagina de una mujer madura mide aproximadamente de 8 a 12 cm; debido a que posee paredes musculares, puede expandirse y contraerse, capacidad que le permite albergar algo tan delgado como un tampón o tan grande como un bebé. Las células de sus paredes secretan lubricante para mantenerla húmeda y protegida.

Labios genitales: consisten en dos grupos de órganos, los labios mayores son dos pliegues de piel y tejido adiposo que protegen la parte externa del aparato genital femenino (vulva); los labios menores son pliegues más pequeños dentro de aquellos que cubren la uretra (orificio de salida del aparato urinario).

Clítoris: pequeño órgano eréctil de los genitales femeninos externos, dedicado exclusivamente a brindar placer y lograr orgasmos; está constituido por 8 mil fibras nerviosas que le aportan alta sensibilidad.

Orificio vaginal: puerta de entrada de la vagina por donde se introduce el pene durante el coito, por donde sale la sangre cuando se tiene la menstruación y sirve como canal para el parto. A cada lado del orificio vaginal están situadas las glándulas de Bartholin que lubrican la vagina y la preparan para la penetración.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore