Cálculos biliares

Cálculos biliares

 
Son depósitos duros, similares a cristales de roca, que se forman dentro de la vesícula biliar (saco muscular debajo del hígado que almacena y concentra bilis, sustancia digestiva). Pueden ser como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Existen dos tipos principales de estos cálculos: los constituidos por colesterol (cuya formación no depende del nivel de grasa que hay en la sangre, sino de factores hereditarios o propensión del organismo) y los de bilirrubina, denominados pigmentarios. Ambos pueden obstruir al conducto biliar.