Contaminación ambiental

Contaminación ambiental

 
Al respirar aire contaminado se inhalan ozono y partículas tóxicas que pueden dañar pulmones y corazón, así como provocar tos, irritación en ojos y afecciones respiratorias. Además, ocasiona que adultos mayores, niños y pacientes con enfermedades cardiopulmonares se tornen más propensos a desarrollar asma o bronquitis.

Si bien no se tiene otra opción que respirar el aire que está a nuestro alrededor, existen alternativas para mantenerse saludable; por ejemplo, evitar el ejercicio al aire libre y/o pasar más tiempo en lugares cerrados cuando se informe que las concentraciones de ozono y otros contaminantes son elevadas.