Espina bífida

Espina bífida, Malformación del tubo neural, Meningocele, Mielomeningocele

La espina bífida es malformación del tubo neural (estructura embrionaria que da origen al cerebro y médula espinal) que puede causar discapacidad; ocurre por deficiencia de ácido fólico (vitamina B9) en la madre durante los meses previos al embarazo y los tres primeros de gestación. Hay tres tipos de espina bífida:

  • Espina bífida oculta. Es la forma más leve; las personas afectadas sólo presentan un hoyuelo, vellosidad, mancha oscura o protuberancia en la espalda. Por lo general no requiere tratamiento.
  • Meningocele. Poco frecuente, se caracteriza por la presencia de un quiste o saco lleno de líquido que se asoma por la parte abierta de la columna vertebral, el cual puede extirparse, ya que no tiene terminaciones nerviosas.
  • Mielomeningocele. Es grave, pues la protuberancia contiene raíces nerviosas y parte de la médula espinal, o ésta se encuentra expuesta. Aunque puede practicarse cirugía, los bebés afectados sufren algún grado de parálisis en las piernas y tienen problemas para controlar vejiga e intestinos.