Rotavirus

Rotavirus

Este virus es una de las principales causas de diarrea en bebés y niños pequeños, además de que ocasiona vómito, fiebre y deshidratación. Se contagia con facilidad, principalmente en escuelas y guarderías, y su presencia aumenta en invierno o primavera.

El tratamiento consiste en reponer electrolitos y agua, de modo que el niño debe ingerir bebidas rehidratantes. Algunos chicos necesitan ir al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa.

La prevención se consigue a través de medidas generales de higiene personal, además de que ya existe una vacuna específica contra este microorganismo que se aplica en dos dosis, antes del primer año de edad.