Los primeros dientes - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Imprimir

Los primeros dientes

  • El proceso de dentición primaria o aparición de los “dientes de leche” comienza entre el 6º y 8º mes de vida, y finaliza entre los 20 y 30 meses, aunque no es raro encontrar excepciones. 1-14

    El proceso de dentición primaria o aparición de los “dientes de leche” comienza entre el 6º y 8º mes de vida, y finaliza entre los 20 y 30 meses, aunque no es raro encontrar excepciones.

  • Durante la parte inicial de este periodo suelen presentarse varios síntomas que generan malestar en el bebé y preocupación en los padres. Sin embargo, con adecuadas medidas de control son fáciles de sobrellevar. 2-14

    Durante la parte inicial de este periodo suelen presentarse varios síntomas que generan malestar en el bebé y preocupación en los padres. Sin embargo, con adecuadas medidas de control son fáciles de sobrellevar.

  • Es común escuchar que la aparición de los primeros dientes se acompaña de fiebre. Lo cierto es que la elevación de temperatura se debe, más bien, a infección viral o bacteriana que podría presentarse debido a que las encías, con cortaduras, se exponen a microorganismos. 3-14

    Es común escuchar que la aparición de los primeros dientes se acompaña de fiebre. Lo cierto es que la elevación de temperatura se debe, más bien, a infección viral o bacteriana que podría presentarse debido a que las encías, con cortaduras, se exponen a microorganismos.

  • Toma en cuenta que el bebé lleva muchos objetos a la boca para tratar de aliviar la comezón que siente, y esto permite la entrada de gérmenes. En tales casos se debe acudir al pediatra para que el chico sea evaluado y, si lo requiere, reciba tratamiento. 4-14

    Toma en cuenta que el bebé lleva muchos objetos a la boca para tratar de aliviar la comezón que siente, y esto permite la entrada de gérmenes. En tales casos se debe acudir al pediatra para que el chico sea evaluado y, si lo requiere, reciba tratamiento.

  • También se dice que la dentición provoca resfriado, diarrea o trastornos digestivos; de nuevo, la causa es una infección que suele presentarse porque el niño muerde juguetes o se chupa los dedos. Se recomienda acudir al especialista a valoración. 5-14

    También se dice que la dentición provoca resfriado, diarrea o trastornos digestivos; de nuevo, la causa es una infección que suele presentarse porque el niño muerde juguetes o se chupa los dedos. Se recomienda acudir al especialista a valoración.

  • Otro problema es el aparente incremento en la producción de saliva. Tal situación se debe a que el bebé mantiene la boca semiabierta para tratar de aliviar las molestias por el brote de las piezas dentales, y esto hace que las secreciones salgan. 6-14

    Otro problema es el aparente incremento en la producción de saliva. Tal situación se debe a que el bebé mantiene la boca semiabierta para tratar de aliviar las molestias por el brote de las piezas dentales, y esto hace que las secreciones salgan.

  • Algunos niños se tocan y jalan la oreja, sugiriendo dolor de oído. Lo cierto es que el órgano auditivo y dientes comparten terminaciones nerviosas, y de ahí la sensación del pequeño. De cualquier forma, no está de más acudir al pediatra. 7-14

    Algunos niños se tocan y jalan la oreja, sugiriendo dolor de oído. Lo cierto es que el órgano auditivo y dientes comparten terminaciones nerviosas, y de ahí la sensación del pequeño. De cualquier forma, no está de más acudir al pediatra.

  • La falta de apetito en muchos chicos tampoco se debe a la dentición en sí, sino a que las encías están lastimadas, de modo que comer alimentos o chupar el pezón les causa dolor. 8-14

    La falta de apetito en muchos chicos tampoco se debe a la dentición en sí, sino a que las encías están lastimadas, de modo que comer alimentos o chupar el pezón les causa dolor.

  • Esta sensibilidad de las encías también afecta el patrón de sueño del bebé, por lo que puede sufrir despertares o inquietud frecuente mientras duerme. 9-14

    Esta sensibilidad de las encías también afecta el patrón de sueño del bebé, por lo que puede sufrir despertares o inquietud frecuente mientras duerme.

  • Para aliviar las molestias lo mejor es dar suave masaje a las encías y ofrecerle al bebé una mordedera de gel refrigerada, ya que el frío calmará el dolor. Si el malestar es muy intenso, puede aplicarse anestésico local bajo prescripción del pediatra u odontólogo. 10-14

    Para aliviar las molestias lo mejor es dar suave masaje a las encías y ofrecerle al bebé una mordedera de gel refrigerada, ya que el frío calmará el dolor. Si el malestar es muy intenso, puede aplicarse anestésico local bajo prescripción del pediatra u odontólogo.

  • Se desaconseja el uso del chupón, pues aunque ofrece cierto alivio al ser masticado, ocasiona desviación en los dientes, favorece la entrada de gérmenes y, al contener miel o líquido dulce, propicia la generación de bacterias que lesionan las piezas (caries de biberón). 11-14

    Se desaconseja el uso del chupón, pues aunque ofrece cierto alivio al ser masticado, ocasiona desviación en los dientes, favorece la entrada de gérmenes y, al contener miel o líquido dulce, propicia la generación de bacterias que lesionan las piezas (caries de biberón).

  • Por razones similares, los padres deben dejar de alimentar al niño con biberón cuando aparecen los primeros dientes, y preferir el vaso entrenador. Además, deben asear periódicamente el paladar, encías y parte interna de las mejillas del bebé con agua, utilizando una gasa. 12-14

    Por razones similares, los padres deben dejar de alimentar al niño con biberón cuando aparecen los primeros dientes, y preferir el vaso entrenador. Además, deben asear periódicamente el paladar, encías y parte interna de las mejillas del bebé con agua, utilizando una gasa.

  • Es importante subrayar que la idea de ofrecer escaso cuidado a los “dientes de leche” porque “no son los definitivos” es errónea. Lo mejor es seguir hábitos higiénicos adecuados desde antes de la dentición y enseñar a los chicos cuanto antes. 13-14

    Es importante subrayar que la idea de ofrecer escaso cuidado a los “dientes de leche” porque “no son los definitivos” es errónea. Lo mejor es seguir hábitos higiénicos adecuados desde antes de la dentición y enseñar a los chicos cuanto antes.

  • La dentadura definitiva aparecerá entre los 5 y 7 años, pero es fundamental que niñas y niños se acostumbren a visitar al odontólogo una vez al año, aunque no tengan problemas. Así prevendrán enfermedades y perderán el miedo al dentista. 14-14

    La dentadura definitiva aparecerá entre los 5 y 7 años, pero es fundamental que niñas y niños se acostumbren a visitar al odontólogo una vez al año, aunque no tengan problemas. Así prevendrán enfermedades y perderán el miedo al dentista.

Siguiente
Anterior

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.




Comscore