Masaje para bebés, caricias de salud - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Imprimir

Masajes para bebés, caricias de salud

  • Durante los primeros meses de vida la sensibilidad táctil del bebé se concentra en cabeza, boca y tronco, de ahí la importancia de brindarle caricias, besos, abrazos y masajes. Cuando mamá hace contacto con la delicada piel del pequeño favorece su salud y desarrollo. 1-12

    Durante los primeros meses de vida la sensibilidad táctil del bebé se concentra en cabeza, boca y tronco, de ahí la importancia de brindarle caricias, besos, abrazos y masajes. Cuando mamá hace contacto con la delicada piel del pequeño favorece su salud y desarrollo.

  • Al nacer, el bebé queda expuesto de repente a un mundo brillante y frío donde puede mover brazos y piernas con una libertad que no tenía en el vientre materno. La angustia y llanto que esto le provoca pueden calmarse si recibe caricias en un clima afectivo y relajado. 2-12

    Al nacer, el bebé queda expuesto de repente a un mundo brillante y frío donde puede mover brazos y piernas con una libertad que no tenía en el vientre materno. La angustia y llanto que esto le provoca pueden calmarse si recibe caricias en un clima afectivo y relajado.

  • Después del baño, cuando la piel del pequeño está fresca y más suave que nunca, es el momento ideal para una sesión de masajes. El lugar en que se lleve a cabo es importante, pues debe ser una habitación cálida y libre de ruidos, o bien, con música relajante. 3-12

    Después del baño, cuando la piel del pequeño está fresca y más suave que nunca, es el momento ideal para una sesión de masajes. El lugar en que se lleve a cabo es importante, pues debe ser una habitación cálida y libre de ruidos, o bien, con música relajante.

  • Antes de comenzar, lava perfectamente tus manos y aplica crema humectante. A manera de ensayo, coloca los dedos sobre tus párpados y realiza suaves movimientos, éste es el nivel de presión que deberás imprimir al cuerpo del bebé. 4-12

    Antes de comenzar, lava perfectamente tus manos y aplica crema humectante. A manera de ensayo, coloca los dedos sobre tus párpados y realiza suaves movimientos, éste es el nivel de presión que deberás imprimir al cuerpo del bebé.

  • En áreas pequeñas conviene utilizar las yemas de los dedos para acariciar, y en las más grandes la palma de la mano para brindar masaje más firme. En cualquier caso, debes conducirte lentamente para evitar que el pequeño se sobresalte. 5-12

    En áreas pequeñas conviene utilizar las yemas de los dedos para acariciar, y en las más grandes la palma de la mano para brindar masaje más firme. En cualquier caso, debes conducirte lentamente para evitar que el pequeño se sobresalte.

  • Coloca al bebé boca arriba y con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, realiza masaje en el abdomen, comenzando justo debajo de las costillas. El contacto visual que establezcas te permitirá conocer las reacciones de su cuerpo. 6-12

    Coloca al bebé boca arriba y con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, realiza masaje en el abdomen, comenzando justo debajo de las costillas. El contacto visual que establezcas te permitirá conocer las reacciones de su cuerpo.

  • Comenzando por la parte superior del brazo, realiza el llamado movimiento “de rodillo” hasta sus manos y dedos para activar la circulación sanguínea, sin olvidar que cada fricción debe ser tan delicada y lenta como sea posible. 7-12

    Comenzando por la parte superior del brazo, realiza el llamado movimiento “de rodillo” hasta sus manos y dedos para activar la circulación sanguínea, sin olvidar que cada fricción debe ser tan delicada y lenta como sea posible.

  • El masaje en los pies es sumamente relajante. Puedes presionar los deditos y luego seguir por toda la planta haciendo movimientos circulares en los talones, o subir y bajar sus pies en forma divertida. 8-12

    El masaje en los pies es sumamente relajante. Puedes presionar los deditos y luego seguir por toda la planta haciendo movimientos circulares en los talones, o subir y bajar sus pies en forma divertida.

  • Con la yema de los dedos, acaricia su cabeza centrando el masaje en la frente, contorno de las cejas y nacimiento de la nariz hasta los lagrimales; continúa con movimientos rotatorios en mejillas y base del cuello. 9-12

    Con la yema de los dedos, acaricia su cabeza centrando el masaje en la frente, contorno de las cejas y nacimiento de la nariz hasta los lagrimales; continúa con movimientos rotatorios en mejillas y base del cuello.

  • Si tu bebé fue prematuro, los masajes son especialmente útiles, ya que cada movimiento de tus manos sobre su piel aumenta la capacidad de bombeo del corazón, favorece el intercambio de oxígeno de los tejidos y estimula los sistemas respiratorio y digestivo. Recuerda iniciar cada sesión cuando despierte y tan frecuente como sea posible. 10-12

    Si tu bebé fue prematuro, los masajes son especialmente útiles, ya que cada movimiento de tus manos sobre su piel aumenta la capacidad de bombeo del corazón, favorece el intercambio de oxígeno de los tejidos y estimula los sistemas respiratorio y digestivo. Recuerda iniciar cada sesión cuando despierte y tan frecuente como sea posible.

  • Al finalizar, el bebé estará listo para dormir largo rato, pues su cuerpo quedará plácidamente relajado. En los primeros meses de vida, conviene realizar el masaje a diario; una vez que comience a gatear, las sesiones pueden llevarse a cabo una o dos veces por semana. 11-12

    Al finalizar, el bebé estará listo para dormir largo rato, pues su cuerpo quedará plácidamente relajado. En los primeros meses de vida, conviene realizar el masaje a diario; una vez que comience a gatear, las sesiones pueden llevarse a cabo una o dos veces por semana.

  • El masaje es magnífico medio de comunicación, así que la próxima vez que papá se angustie por el llanto del bebé, los movimientos aquí descritos no sólo le ayudarán a calmarlo, también permitirán que se familiarice con el lenguaje corporal del pequeño para entender la causa de su molestia. 12-12

    El masaje es magnífico medio de comunicación, así que la próxima vez que papá se angustie por el llanto del bebé, los movimientos aquí descritos no sólo le ayudarán a calmarlo, también permitirán que se familiarice con el lenguaje corporal del pequeño para entender la causa de su molestia.

Siguiente
Anterior

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.




Comscore