Sal y azúcar, ¡lejos de la dieta del bebé! - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Imprimir

Sal y azúcar, ¡lejos de la dieta del bebé!

  • Establecer buenos hábitos alimenticios en el bebé durante el primer año de vida depende de cómo integres su dieta, en la cual no deben incluirse dos ingredientes que, curiosamente, para los adultos son habituales: sal y azúcar. 1-13

    Establecer buenos hábitos alimenticios en el bebé durante el primer año de vida depende de cómo integres su dieta, en la cual no deben incluirse dos ingredientes que, curiosamente, para los adultos son habituales: sal y azúcar.

  • Los niños desarrollan sus papilas gustativas entre los 6 y 24 meses de edad, por tanto, a la hora de preparar sus alimentos no te guíes por tu sentido del gusto. Por ejemplo, aunque te resulten insípidos los preparados de carne, purés o papillas, el bebé no lo notará y sencillamente los consumirá para satisfacer su apetito. 2-13

    Los niños desarrollan sus papilas gustativas entre los 6 y 24 meses de edad, por tanto, a la hora de preparar sus alimentos no te guíes por tu sentido del gusto. Por ejemplo, aunque te resulten insípidos los preparados de carne, purés o papillas, el bebé no lo notará y sencillamente los consumirá para satisfacer su apetito.

  • A una edad muy temprana los órganos del bebé todavía están inmaduros, por tanto son incapaces de efectuar todas sus funciones correctamente; entre ellos están los riñones, los cuales no pueden procesar grandes cantidades de sodio y cloro, nutrientes que se encuentran en la sal. 3-13

    A una edad muy temprana los órganos del bebé todavía están inmaduros, por tanto son incapaces de efectuar todas sus funciones correctamente; entre ellos están los riñones, los cuales no pueden procesar grandes cantidades de sodio y cloro, nutrientes que se encuentran en la sal.

  • Los preparados fritos generalmente contienen grandes cantidades de sal, por ello no deben formar parte de la dieta del bebé. En su lugar, puedes optar por verduras cocidas (sin añadir aceite), buscando que la combinación de sabores naturales sea lo más variada y nutritiva posible. 4-13

    Los preparados fritos generalmente contienen grandes cantidades de sal, por ello no deben formar parte de la dieta del bebé. En su lugar, puedes optar por verduras cocidas (sin añadir aceite), buscando que la combinación de sabores naturales sea lo más variada y nutritiva posible.

  • Se calcula que hasta 75% de la sal que consumimos proviene de los alimentos, no del salero, así que para alejar este condimento de la dieta del bebé el mayor tiempo posible, recurre a dos sazonadores naturales por excelencia: ajo y cebolla. 5-13

    Se calcula que hasta 75% de la sal que consumimos proviene de los alimentos, no del salero, así que para alejar este condimento de la dieta del bebé el mayor tiempo posible, recurre a dos sazonadores naturales por excelencia: ajo y cebolla.

  • Si bien el sodio que contienen alimentos como sopas o caldos cubren las necesidades diarias, expertos recomiendan 120 mg de sodio por día hasta los 5 meses, y 200 mg diarios entre esta etapa y los 12 meses, valores que fácilmente se superan si se agrega sal o concentrados de pollo. 6-13

    Si bien el sodio que contienen alimentos como sopas o caldos cubren las necesidades diarias, expertos recomiendan 120 mg de sodio por día hasta los 5 meses, y 200 mg diarios entre esta etapa y los 12 meses, valores que fácilmente se superan si se agrega sal o concentrados de pollo.

  • ¿Cuándo añadir sal a sus platillos? La sugerencia es agregar pequeñas cantidades a partir del primer año y no abusar de este condimento, de lo contrario, el pequeño se acostumbrará a comer alimentos muy salados, lo que podría traer problemas de reflujo o gastritis a temprana edad. 7-13

    ¿Cuándo añadir sal a sus platillos? La sugerencia es agregar pequeñas cantidades a partir del primer año y no abusar de este condimento, de lo contrario, el pequeño se acostumbrará a comer alimentos muy salados, lo que podría traer problemas de reflujo o gastritis a temprana edad.

  • A diferencia de los adultos, los bebés no tienen preferencia especial por lo dulce o lo salado, por tanto, lo mejor es permitir que conozcan los sabores y texturas de los alimentos sin ningún tipo de agregado. 8-13

    A diferencia de los adultos, los bebés no tienen preferencia especial por lo dulce o lo salado, por tanto, lo mejor es permitir que conozcan los sabores y texturas de los alimentos sin ningún tipo de agregado.

  • Evita endulzar agua, jugos de frutas o, incluso, la leche del pequeño. Además de ayudarlo a descubrir el sabor original de los alimentos, reduces el riesgo de que sufra caries de biberón (aunque no tenga dientes). Lo mejor es no darle líquidos azucarados simplemente para conseguir que se duerma o calme su llanto. 9-13

    Evita endulzar agua, jugos de frutas o, incluso, la leche del pequeño. Además de ayudarlo a descubrir el sabor original de los alimentos, reduces el riesgo de que sufra caries de biberón (aunque no tenga dientes). Lo mejor es no darle líquidos azucarados simplemente para conseguir que se duerma o calme su llanto.

  • El cereal que comía el pequeño a los 6 ó 9 meses como papilla, puede seguir siendo parte de su desayuno después de su primer año de vida. Sin embargo, antes de comprarlo, revisa la etiqueta del producto y elige siempre presentaciones con mínimas cantidades de azúcares añadidos. 10-13

    El cereal que comía el pequeño a los 6 ó 9 meses como papilla, puede seguir siendo parte de su desayuno después de su primer año de vida. Sin embargo, antes de comprarlo, revisa la etiqueta del producto y elige siempre presentaciones con mínimas cantidades de azúcares añadidos.

  • Algunas personas sustituyen el azúcar con miel cuando quieren endulzar bebidas para el bebé, sin saber que al hacerlo corren el riesgo de provocar un tipo de botulismo. La miel y el almíbar de maíz son fuentes de esporas del clostridio, por lo que no deben suministrarse a niños menores de 1 año. 11-13

    Algunas personas sustituyen el azúcar con miel cuando quieren endulzar bebidas para el bebé, sin saber que al hacerlo corren el riesgo de provocar un tipo de botulismo. La miel y el almíbar de maíz son fuentes de esporas del clostridio, por lo que no deben suministrarse a niños menores de 1 año.

  • La saludable costumbre de evitar el exceso de azúcar y sal en los alimentos debe aplicarse en el bebé y en todos los niños en casa. Si los hermanos mayores tienen acceso a bebidas dulces y las comparten con el pequeño, no es difícil que en el futuro éste se niegue a beber agua. 12-13

    La saludable costumbre de evitar el exceso de azúcar y sal en los alimentos debe aplicarse en el bebé y en todos los niños en casa. Si los hermanos mayores tienen acceso a bebidas dulces y las comparten con el pequeño, no es difícil que en el futuro éste se niegue a beber agua.

  • Además de que no es esencial para su nutrición, el consumo de azúcar puede propiciar que sufra caries de biberón aún cuando sus dientes no hayan brotado, sobre todo si no tienes el cuidado de limpiar sus encías y piezas dentales. 13-13

    Además de que no es esencial para su nutrición, el consumo de azúcar puede propiciar que sufra caries de biberón aún cuando sus dientes no hayan brotado, sobre todo si no tienes el cuidado de limpiar sus encías y piezas dentales.

Siguiente
Anterior

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore