Síndrome de vómitos cíclicos, enemigo de los niños - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Imprimir

Síndrome de vómitos cíclicos, enemigo de los niños

  • El síndrome de vómitos cíclicos (SVC) afecta principalmente a niños entre los 3 y 7 años. Se caracteriza por episodios de vómitos intensos y repetidos (separados por intervalos de completa salud), náuseas, dolor abdominal y fuerte decaimiento. Por lo general, desaparece en la adolescencia. 1-13

    El síndrome de vómitos cíclicos (SVC) afecta principalmente a niños entre los 3 y 7 años. Se caracteriza por episodios de vómitos intensos y repetidos (separados por intervalos de completa salud), náuseas, dolor abdominal y fuerte decaimiento. Por lo general, desaparece en la adolescencia.

  • Los vómitos del niño suelen prolongarse varias horas o días (hasta 10) a lo largo de ciclos que pueden iniciar en cualquier momento, aunque la mayoría lo hacen por la noche o en la mañana, al despertar, causando llanto en el pequeño y gran angustia en sus padres. 2-13

    Los vómitos del niño suelen prolongarse varias horas o días (hasta 10) a lo largo de ciclos que pueden iniciar en cualquier momento, aunque la mayoría lo hacen por la noche o en la mañana, al despertar, causando llanto en el pequeño y gran angustia en sus padres.

  • La causa del síndrome de vómitos cíclicos se desconoce, sin embargo, se han identificado ciertos factores que pueden provocarlo, por ejemplo, infecciones, especialmente resfriado o gripe, así como alergias y estrés. Además, los niños que lo padecen a menudo sufren migrañas. 3-13

    La causa del síndrome de vómitos cíclicos se desconoce, sin embargo, se han identificado ciertos factores que pueden provocarlo, por ejemplo, infecciones, especialmente resfriado o gripe, así como alergias y estrés. Además, los niños que lo padecen a menudo sufren migrañas.

  • Vivir situaciones que causan gran excitación en el niño, como su fiesta de cumpleaños o el inicio de un esperado viaje en vacaciones pueden desencadenar un ataque de vómitos cíclicos, al igual que consumir chocolates o queso, entre otros alimentos. 4-13

    Vivir situaciones que causan gran excitación en el niño, como su fiesta de cumpleaños o el inicio de un esperado viaje en vacaciones pueden desencadenar un ataque de vómitos cíclicos, al igual que consumir chocolates o queso, entre otros alimentos.

  • Si el pequeño tiene varios días sin dormir o comer adecuadamente, o realiza determinada actividad que suele provocarle mareo, crecen las probabilidades de que sufra un episodio de vómitos cíclicos por varios días. 5-13

    Si el pequeño tiene varios días sin dormir o comer adecuadamente, o realiza determinada actividad que suele provocarle mareo, crecen las probabilidades de que sufra un episodio de vómitos cíclicos por varios días.

  • Este trastorno suele desarrollarse en cuatro etapas: pródromo es la fase que advierte si un síndrome de vómitos cíclicos viene en camino. Algunos pacientes tienen síntomas en este momento, por ejemplo, náuseas, mareo, fiebre (baja), ansiedad, dolor de estómago o de cabeza. 6-13

    Este trastorno suele desarrollarse en cuatro etapas: pródromo es la fase que advierte si un síndrome de vómitos cíclicos viene en camino. Algunos pacientes tienen síntomas en este momento, por ejemplo, náuseas, mareo, fiebre (baja), ansiedad, dolor de estómago o de cabeza.

  • En la segunda etapa aparecen vómitos precedidos de arcadas forzadas y contracciones de la musculatura abdominal; otros síntomas frecuentes son diarrea, acumulación de saliva en la boca (babeo), sensibilidad a la luz, cansancio e intensa palidez. 7-13

    En la segunda etapa aparecen vómitos precedidos de arcadas forzadas y contracciones de la musculatura abdominal; otros síntomas frecuentes son diarrea, acumulación de saliva en la boca (babeo), sensibilidad a la luz, cansancio e intensa palidez.

  • La tercera fase es de recuperación, es decir, los vómitos cesan y el pequeño se va sintiendo mejor, duerme largas horas y se anima a comer alimentos. Una vez que los síntomas desaparecen inicia la cuarta etapa, que es el lapso entre episodios. 8-13

    La tercera fase es de recuperación, es decir, los vómitos cesan y el pequeño se va sintiendo mejor, duerme largas horas y se anima a comer alimentos. Una vez que los síntomas desaparecen inicia la cuarta etapa, que es el lapso entre episodios.

  • En virtud de que náuseas y vómitos son síntomas de numerosas enfermedades, el SVC es difícil de diagnosticar, lo cual puede lograrse mediante cuidadosa revisión de la historia médica del pequeño, examen físico y pruebas de laboratorio para descartar otras enfermedades. 9-13

    En virtud de que náuseas y vómitos son síntomas de numerosas enfermedades, el SVC es difícil de diagnosticar, lo cual puede lograrse mediante cuidadosa revisión de la historia médica del pequeño, examen físico y pruebas de laboratorio para descartar otras enfermedades.

  • El tratamiento generalmente busca controlar los síntomas, por ejemplo, cuando comienza un episodio, lo mejor es intentar mantener al pequeño lo más calmado posible y mientras el problema persista, permitirle que descanse en ambiente oscuro y tranquilo. 10-13

    El tratamiento generalmente busca controlar los síntomas, por ejemplo, cuando comienza un episodio, lo mejor es intentar mantener al pequeño lo más calmado posible y mientras el problema persista, permitirle que descanse en ambiente oscuro y tranquilo.

  • Si náuseas y vómitos son severos, es mejor llevar al pequeño al hospital para recibir líquidos vía intravenosa, a fin de prevenir posible deshidratación, cuyas señales pueden ser palidez, agotamiento, languidez y disminución de la orina. 11-13

    Si náuseas y vómitos son severos, es mejor llevar al pequeño al hospital para recibir líquidos vía intravenosa, a fin de prevenir posible deshidratación, cuyas señales pueden ser palidez, agotamiento, languidez y disminución de la orina.

  • Aunque no puede prevenirse, controlar los factores que provocan SVC hará que las crisis afecten lo menos posible la vida del pequeño. Por ejemplo, si el chocolate causa el problema, limita su consumo pero no se lo niegues por completo, pues podrías acentuar su deseo por él. 12-13

    Aunque no puede prevenirse, controlar los factores que provocan SVC hará que las crisis afecten lo menos posible la vida del pequeño. Por ejemplo, si el chocolate causa el problema, limita su consumo pero no se lo niegues por completo, pues podrías acentuar su deseo por él.

  • Conviene tener siempre en casa medicamentos para prevenir náuseas, mareo y vómitos que hayan demostrado ser útiles en el caso del pequeño, pues cada paciente puede reaccionar de distinta forma al mismo fármaco. Pregunta a tu médico por la mejor opción. 13-13

    Conviene tener siempre en casa medicamentos para prevenir náuseas, mareo y vómitos que hayan demostrado ser útiles en el caso del pequeño, pues cada paciente puede reaccionar de distinta forma al mismo fármaco. Pregunta a tu médico por la mejor opción.

Siguiente
Anterior

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.


Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore