Vigorizantes sexuales y disfunción eréctil - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Imprimir

Vigorizantes sexuales, ¿respuesta para la disfunción eréctil?

  • Los vigorizantes sexuales son productos que se ofrecen como alternativa para solucionar problemas sexuales, como la disfunción eréctil, trastorno que afecta la capacidad del hombre para tener y sostener una erección, con la firmeza suficiente para realizar y disfrutar el coito. 1-12

    Los vigorizantes sexuales son productos que se ofrecen como alternativa para solucionar problemas sexuales, como la disfunción eréctil, trastorno que afecta la capacidad del hombre para tener y sostener una erección, con la firmeza suficiente para realizar y disfrutar el coito.

  • También conocidos como potenciadores sexuales existen de dos tipos: 1) naturales y 2) químicos. Ambos elaborados a fin de estimular el deseo y mejorar el rendimiento sexual de quienes los usan. ¿Pero son realmente solución para la disfunción eréctil? 2-12

    También conocidos como potenciadores sexuales existen de dos tipos: 1) naturales y 2) químicos. Ambos elaborados a fin de estimular el deseo y mejorar el rendimiento sexual de quienes los usan. ¿Pero son realmente solución para la disfunción eréctil?

  • Los vigorizantes sexuales naturales son productos elaborados con ingredientes que provienen de plantas con propiedades afrodisíacas, sin ser tratadas químicamente. Por ejemplo: ginseng, raíz de okra, jengibre, maca, huanarpo, entre otros. 3-12

    Los vigorizantes sexuales naturales son productos elaborados con ingredientes que provienen de plantas con propiedades afrodisíacas, sin ser tratadas químicamente. Por ejemplo: ginseng, raíz de okra, jengibre, maca, huanarpo, entre otros.

  • Mientras tanto, los potenciadores sexuales químicos suelen ser fármacos que debido a su fórmula y efectos en el organismo, solo deben ser prescritos por el médico con base en un diagnóstico previo de disfunción eréctil o algún otro problema sexual. 4-12

    Mientras tanto, los potenciadores sexuales químicos suelen ser fármacos que debido a su fórmula y efectos en el organismo, solo deben ser prescritos por el médico con base en un diagnóstico previo de disfunción eréctil o algún otro problema sexual.

  • Sin embargo, en la actualidad existen en el mercado gran cantidad de productos que prometen potenciar la sexualidad masculina cuando realmente no cumplen con los estándares básicos de seguridad, por lo que pueden poner en riesgo la salud. 5-12

    Sin embargo, en la actualidad existen en el mercado gran cantidad de productos que prometen potenciar la sexualidad masculina cuando realmente no cumplen con los estándares básicos de seguridad, por lo que pueden poner en riesgo la salud.

  • Asimismo, muchos de estos productos no requieren de receta médica para poder adquirirlos en farmacias, tiendas naturistas y de autoservicio, lo que propicia la automedicación e incluso el abuso en su consumo. ¡Cuidado! 6-12

    Asimismo, muchos de estos productos no requieren de receta médica para poder adquirirlos en farmacias, tiendas naturistas y de autoservicio, lo que propicia la automedicación e incluso el abuso en su consumo. ¡Cuidado!

  • Por pena y desconocimiento muchos hombres los usan como rápido remedio para sus problemas sexuales, sin consultar previamente al médico, no obstante, al hacerlo retrasan el tratamiento y solución  de su padecimiento. 7-12

    Por pena y desconocimiento muchos hombres los usan como rápido remedio para sus problemas sexuales, sin consultar previamente al médico, no obstante, al hacerlo retrasan el tratamiento y solución de su padecimiento.

  • Además, otro inconveniente  radica en que la mayoría de vigorizantes sexuales contiene vasodilatadores y/o estimulantes de la circulación para incrementar la irrigación a los vasos sanguíneos del pene, que pueden provocar trastornos cardiovasculares, como infartos y embolias. 8-12

    Además, otro inconveniente radica en que la mayoría de vigorizantes sexuales contiene vasodilatadores y/o estimulantes de la circulación para incrementar la irrigación a los vasos sanguíneos del pene, que pueden provocar trastornos cardiovasculares, como infartos y embolias.

  • Este riesgo es mayor si el varón que consume vigorizantes sexuales de manera regular cuenta con antecedentes de cardiopatías, hipertensión, obesidad, colesterol elevado, problemas de coagulación de la sangre, entre otros trastornos. 9-12

    Este riesgo es mayor si el varón que consume vigorizantes sexuales de manera regular cuenta con antecedentes de cardiopatías, hipertensión, obesidad, colesterol elevado, problemas de coagulación de la sangre, entre otros trastornos.

  • Otro de los riesgos de consumir estos productos es que, según autoridades, se encuentran entre los más falsificados en el mercado de suplementos y fármacos, tan solo por debajo de aquellos para bajar de peso, mercado ilegal que no solo afecta la economía del país sino la vida y salud de quienes los usan. 10-12

    Otro de los riesgos de consumir estos productos es que, según autoridades, se encuentran entre los más falsificados en el mercado de suplementos y fármacos, tan solo por debajo de aquellos para bajar de peso, mercado ilegal que no solo afecta la economía del país sino la vida y salud de quienes los usan.

  • En este contexto, no todos los productos que prometen solucionar la disfunción eréctil y otros problemas sexuales son la mejor alternativa. Lo más recomendable para evitar poner en peligro vida y salud es consultar al médico. 11-12

    En este contexto, no todos los productos que prometen solucionar la disfunción eréctil y otros problemas sexuales son la mejor alternativa. Lo más recomendable para evitar poner en peligro vida y salud es consultar al médico.

  • Según estudios, 55% de hombres con 40 años o más tienen algún grado de disfunción eréctil, pero solo 10% de ellos acude a consulta médica. Por tanto, el tratamiento más seguro para este trastorno es el prescrito por el profesional de la salud y adquirido en establecimientos autorizados. 12-12

    Según estudios, 55% de hombres con 40 años o más tienen algún grado de disfunción eréctil, pero solo 10% de ellos acude a consulta médica. Por tanto, el tratamiento más seguro para este trastorno es el prescrito por el profesional de la salud y adquirido en establecimientos autorizados.

Siguiente
Anterior

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.




Comscore