Embarazo no aumenta el riesgo de recurrencia del cáncer de mama

Quedar embarazada después de cáncer de mama

Quedar embarazada después de superar el cáncer de mama no aumenta las probabilidades de que la enfermedad regrese, según investigación preliminar del Instituto Jules Bordet, en Bélgica.

"Nuestros hallazgos confirman que no se debe desalentar el embarazo tras el cáncer de mama, incluso en mujeres con cáncer ER-positivo (que crece con el estímulo de la hormona estrógeno)", afirmó el Dr. Matteo Lambertini, autor del estudio y oncólogo de este instituto belga.

Los investigadores analizaron a más de mil 200 supervivientes de cáncer de mamá durante 10 años y encontraron que las embarazadas no aumentaron su riesgo de recurrencia del cáncer de mama y muerte (incluyendo a quienes sufrieron tumores con receptor de estrógeno ER positivo), en comparación con aquellas no embarazadas. Esto debido a que el aumento de niveles de estrógeno durante el embarazo no activó el crecimiento de células de cáncer ER-positivas, que pueden permanecer en el cuerpo tras el tratamiento.

No obstante, los investigadores señalaron que mujeres con cáncer de mamá ER-positivo deben interrumpir cualquier terapia hormonal postquirúrgica si intentan embarazarse. La terapia hormonal ayuda a prevenir la recurrencia del cáncer de mama y se recomienda que la reciban durante 5 a 10 años.

"Al decidir cuánto tiempo esperar antes de quedar embarazada, pacientes y médicos deben tomar en cuenta el riesgo de recurrencia de cada mujer", finalizó Lambertini.

Estos hallazgos deben considerarse preliminares hasta que sean publicados en una revista médica revisada por profesionales (sólo se presentaron en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, en Chicago).