Miocardiopatía hipertrófica, los jóvenes mueren haciendo deporte

Miocardiopatía hipertrófica, Muerte repentina de jóvenes deportistas

Jóvenes aficionados al deporte que aparentemente gozan de salud podrían enfrentar muerte repentina por problemas del corazón sin diagnosticar, advierten especialistas.

En Reino Unido, por ejemplo, 600 personas de menos de 35 años fallecen cada año por afecciones cardiacas no detectadas.

Por lo general, se trata de deportistas que parecen físicamente saludables, aunque presentan miocardiopatía hipertrófica, enfermedad que provoca engrosamiento del tejido muscular del corazón (miocardio), lo cual hace que trabaje más para bombear la sangre e incluso, dificulta su relajación.

Muchas veces, el afectado no presenta síntomas y el diagnóstico llega de forma casual cuando se realiza un electrocardiograma o exploración de rutina.

Una vez detectada la afección, la vida del paciente cambia porque debe evitar cualquier actividad que incremente su ritmo cardiaco o su nivel de adrenalina en forma abrupta, pues de hacerlo, sufriría un paro cardiaco.

Por tanto, el diagnóstico temprano de miocardiopatía hipertrófica en un joven puede marcar la diferencia entre modificar sus actividades físicas y llevar vida saludable, o enfrentar fatal tragedia practicando deporte.