Pan integral no es más "saludable" que el blanco

Pan integral no es más saludable

Contra la creencia general, científicos descubrieron que el pan integral no es "mejor" que el blanco, pues los efectos de su consumo no dependen de los ingredientes que los componen, sino de la forma en que cada persona reacciona al ingerirlos.

Con el propósito de analizar el tipo de pan más saludable para la población, investigadores del Instituto Weizman, en Israel, compararon los efectos sobre la salud humana del pan blanco e integral.

A pesar de los múltiples trabajos existentes con objetivo similar, este es el primero que estudia ─bajo criterios clínicamente relevantes─ cuál de estos tipos de pan es más beneficioso en función de sus efectos en el microbioma (conjunto de microbios que viven en el intestino humano).

Eran Segal, uno de los investigadores principales del estudio, aseguró que "no hubo diferencias clínicamente significativas en los efectos de los dos alimentos en cualquiera de los parámetros que medimos".

Sin embargo, ante la sospecha de que algo más complicado podría estar ocurriendo, los científicos analizaron los niveles de azúcar en sangre de los 20 participantes en la investigación y observaron que aproximadamente la mitad de ellos respondían mejor al pan de harina blanca procesado, y la otra mitad al pan de trigo entero.

Según Eran Elinay, otro de los científicos principales del estudio, los resultados reflejan que las personas "reaccionan de manera distinta al ingerir los mismos alimentos; por tanto, podría sugerirse a la gente qué alimentos serán más apropiados según su microbioma".

En un sentido más amplio, esto significa que las dietas "universales" que se indican a la población general, sin personalización, probablemente no sean óptimas para todos.