¿Necesitas memorizar datos?, ¡toma una siesta!

Beneficios de la siesta, Sueño y aprendizaje

Dormir la siesta es suficiente para memorizar lo aprendido, pues el sueño "bloquea" los mecanismos que tiene el cerebro para olvidar y reducir el efecto del neurotransmisor dopamina, por tanto, facilita la formación de la memoria.

Estudio realizado conjuntamente por Michael Craig y Michaela Dewar, de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo (Reino Unido), sugiere que el sistema de memoria fortalece los recuerdos nuevos y débiles al reactivarlos.

La nueva investigación (publicada en la revista Nature Scientific Reports) señala que la siesta (periodo de descanso tranquilo) no sólo ayuda a recordar cosas nuevas, sino que es crucial para retener los detalles más selectos.

Los expertos diseñaron una prueba de memoria a 60 jóvenes para evaluar la capacidad de retener información concreta. Se les pidió discernir entre fotos "antiguas" y "similares". Quienes descansaban tranquilamente en los minutos que siguieron a la presentación de la foto obtuvieron mejores resultados al notar sutiles diferencias en fotos parecidas.

Los investigadores creen que el reposo silencioso favorece el fortalecimiento de recuerdos nuevos en el cerebro, posiblemente al respaldar su reactivación automática, aunque los mecanismos detrás de este fenómeno siguen siendo un misterio.