Conjuntivitis: diagnóstico, tratamiento y prevención

    SyM
Conjuntivitis, Alergias en los ojos

La conjuntivitis puede originarse por la acción de bacterias y virus que provocan los catarros y otras infecciones de oído, senos nasales y garganta, así como por microorganismos que causan clamidiasis y gonorrea, que son infecciones de transmisión sexual (ITS).

¿Qué es?

  • Inflamación y enrojecimiento de la conjuntiva, fina membrana transparente que cubre tanto la esclerótica (zona blanca del ojo) como la superficie interna de los párpados.
  • Esta alteración también se produce por exagerada reacción defensiva del organismo (alergia) derivada del contacto con sustancias como césped, polen, caspa animal y ácaros del polvo.
  • También algunos productos químicos (cloro, jabón) y ciertos contaminantes aéreos (humo, algunos vapores) desencadenan el padecimiento.

Cómo se diagnostica

  • Un especialista podrá observar los síntomas característicos de conjuntivitis, toda vez que aparece secreción en el ojo y la conjuntiva se enrojece debido al flujo de sangre.
  • Se sabe que, por lo general, la conjuntivitis suele originarse junto con resfriado o alergia.
  • Si se trata de trastorno causado por bacterias, la secreción puede ser espesa y blanca o cremosa.
  • En cambio, esta sustancia es casi siempre clara o transparente en la conjuntivitis vírica o alérgica.
  • Es bien sabido que el párpado tiende a hincharse y picar intensamente, en especial en casos de conjuntivitis alérgica.
  • Aunque poco frecuente, es posible que el médico recolecte pequeña muestra de secreción con un hisopo, a fin de analizarla en el laboratorio y saber cuál es el origen.
  • Cabe señalar que en ocasiones este trastorno puede confundirse con iritis (inflamación ocular más grave) o, incluso, con glaucoma agudo, que en casos extremos podría determinar la pérdida de la visión.
  • No obstante estas consideraciones, lo cierto es que la conjuntivitis casi nunca afecta la visión, a menos que la secreción cubra temporalmente la córnea.

Cómo se trata

  • El abordaje médico para este malestar depende de su causa.
  • Regularmente, se recomienda lavar los párpados suavemente con agua y paño limpio para que se conserven libres de secreción.
  • Si se debe a infección bacteriana, lo habitual es que se haga uso de gotas o pomada con antibiótico. La conjuntivitis viral no debe tratarse con estos medicamentos, ya que no eliminan a tales microorganismos.
  • En el caso de la de tipo alérgico, se debe suspender la exposición a las sustancias que desencadenan el problema (alergenos), además de que el médico puede prescribir antihistamínicos, es decir, medicamentos que detienen la reacción alérgica.
  • Mucha gente confía en la recomendación de amigos o familiares, o bien, en la del dependiente de farmacia. No obstante, lo indicado es acudir al especialista, pues lo que parece malestar de importancia menor puede transformarse en trastorno difícil de erradicar.

Prevención

  • Se logra teniendo buena higiene para disminuir el riesgo de sufrir este padecimiento; por ello, se debe ser escrupuloso en la limpieza de la ropa de cama y lavar con frecuencia las fundas de almohadas y sábanas.
  • En este mismo sentido, el paciente no debe tallarse los ojos, a fin de evitar el traslado o propagación de microorganismos.
  • Por ello, es fundamental lavarse las manos con frecuencia, sobre todo si se entra en contacto con accesorios o utensilios muy sucios.
  • Las mujeres deben ser especialmente cuidadosas con sus cosméticos, y no compartirlos.
  • No hay que prestar toallas o pañuelos.
  • Quienes utilicen lentes de contacto deberán extremar precauciones al manipularlos.
  • Los pacientes que sufren conjuntivitis alérgica deberán evitar las sustancias que desencadenan el problema (alergenos) y, en casos graves, se les aconseja la aplicación de “vacunas” que exponen al organismo gradualmente a los compuestos que confunde con nocivos, hasta que su reacción de defensa se vuelve menos violenta.

Fuentes:

  • Trastornos de la conjuntiva. Capítulo 221, Sección 20. En: Manual Merck de información médica para el hogar. México: Editorial Océano; 2006.
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos / Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Conjuntivitis. MedlinePlus [en línea].
descarga este artículo en PDF