En esta época, se fuma más

Tabaquismo aumenta en días fríos.
Algunos disfrutan la sensación de mayor energía al fumar, sin pensar en el daño que causan a su salud.

Si las bajas temperaturas intensifican tu adicción al tabaco, te decimos la razón de esta conducta. Aunque no lo creas, existe una explicación de por qué fumamos más en días fríos.

¿Por qué fumamos más en días fríos?

La nicotina es una de las numerosas sustancias que encuentras en el tabaco. Al tratarse de una droga psicoactiva súper adictiva, produce en el consumidor una rápida sensación de aumento de energía en la actividad muscular, así como vigor y agudeza visual que, en conjunto, muchas personas consideran la "dosis de calor" que tanta falta les hace cuando el termómetro ambiental desciende.

También te puede interesar En México se empieza a fumar a los 13 años

Para otros, la breve sensación de calor que experimentan al encender un cigarro constituye una "chispa" que mitiga el frío por un instante, sin embargo, olvidan que con cada cigarro, su organismo recibe infinidad de sustancias dañinas.

El cigarro no acaba con el frío

Es un error suponer que el fumar provoca aumento permanente de la temperatura corporal y por tanto, que el cigarro ayuda a combatir el frío.

De hecho, el tabaquismo es hábito que condiciona la aparición de trastornos de las vías respiratorias, además de enfermedades tan graves como cáncer de boca y pulmón.

Una vez que la nicotina se absorbe en el torrente sanguíneo, llega a las glándulas suprarrenales, las cuales liberan adrenalina; como consecuencia, aumenta la frecuencia cardiaca, presión arterial y ritmo respiratorio.

Al mismo tiempo, el consumo de tabaco daña todos los órganos del cuerpo y puede causar cáncer de pulmón, boca, estómago, riñón y vejiga, además de enfermedades pulmonares (EPOC), así como afecciones cardiacas y bucales.

Todo este listado de dañinas consecuencias es más que suficiente para que desde hoy, te decidas a dejar el cigarro y elimines de tus pensamientos la idea de que al fumar te estás defendiendo del invierno.

¿Comprendes ahora por qué fumamos más en días fríos?
descarga este artículo en PDF