¿Cómo almacenar leche materna?

¿Cómo almacenar leche materna?
¿Cómo almacenar leche materna? ¡te lo decimos!

La leche materna nos da la fuerza para iniciar la vida y una protección que dura para siempre. Desafortunadamente, a muchas mujeres les cuesta trabajo amamantar a su bebé a sus horas, por eso te decimos cómo almacenar leche materna.

También te puede interesar: ¿Qué puedo comer si estoy amamantando a un recién nacido?

Darle lo mejor a su bebé es la preocupación de toda madre y la naturaleza ha puesto en ella justo lo que necesita: la leche materna.

Sin embargo, el ritmo de vida actual, además de la necesaria inclusión de las mujeres al mundo laboral, dificulta que las madres puedan amamantar de la forma y en las horas adecuadas.

También te puede interesar: Cómo lograr una lactancia exitosa

De acuerdo con la Clínica Mayo, para estos casos, existen formas de cómo almacenar leche materna sin que pierda propiedades. ¡Sigue estos consejos!

Extractor de leche materna

Todo empieza por obtener la leche. Aunque hay mujeres que deciden extraerla manipulando sus senos con las manos, esta técnica es más difícil y puedes desperdiciar un poco de leche materna.

Te recomendamos utilizar un extractor mecánico de leche materna, ya que:

    • Estimula la producción de leche.
    • Es práctico y fácil de usar.
    • Alivia el dolor y la presión de tus senos.
    • Es ideal para bebés prematuros o muy pequeños.
    • Ayuda a medir la cantidad de leche materna.
    • ¿Cómo almacenar leche materna?
      Almacenar la leche materna te permitirá organizar tu tiempo sin olvidar los cuidados para tu bebé.

Recipiente para leche materna

Una vez que tienes la leche, lo siguiente es elegir el recipiente. Existen productos especializados para almacenar leche materna, pero te recomendamos que pienses bien en tus necesidades y rutina diaria antes de elegir uno.

Recipiente de vidrio: este material no daña la leche materna y permite conservarla sin químicos. Recuerda hervirlos perfectamente antes de usarlos para que estén desinfectados.

Recipiente de plástico: aunque es más resistente, no es tan fácil de desinfectar por completo. Si lo vas a usar, te recomendamos revisar que no contenga bisfeno A.

Bolsas de almacenamiento de leche materna: están hechas con materiales que evitan la propagación de bacterias y gérmenes, pero su defecto es que se pueden romper fácilmente. Te recomendamos meter la bolsa con leche materna en un recipiente de plástico hermético.

Cómo almacenar leche materna

Acomoda los envases con leche materna hasta el fondo de tu refrigerador o congelador y no los saques hasta que sea momento de usarlos.

Usa etiquetas para marcar el día de extracción de la leche y ocupa siempre el más antiguo que tengas, para que no se vayan quedando.

Llena cada recipiente siempre con la cantidad equivalente a una toma (pregunta a tu pediatra cuánta leche materna debe tomar tu bebé dependiendo de su edad y peso), aunque sobre espacio, ya que la leche se expande cuando se congela.

Deja que se descongele a temperatura ambiente por 20 minutos o hasta que vuelva a ser líquida y después calienta ligeramente.

¿Cómo almacenar leche materna?
Almacenar la leche materna hace que pierda un poco de nutrientes. ¡Úsala lo antes posible!

¿Cuánto tiempo se puede almacenar leche materna?

La leche materna tiene un tiempo de vida. Sin refrigeración puede resistir hasta seis horas, pero lo mejor es que tu bebé la tome en las primeras tres.

Si vas de viaje o no tienes acceso a un refrigerador, en una hielera con bolsas de hielo puede resistir hasta un día.

En un refrigerador normal se puede almacenar leche materna hasta por 5 días, pero mejor utilízala en los primeros 3 días.

Ahora bien, si usas un congelador puede resistir hasta por 12 meses, pero aunque es recomendado usarla antes de los tres meses.

La leche materna cambia

Mientras más tiempo almacenes la leche materna, menos propiedades tendrá.

Además de perder nutrientes esenciales como calcio y vitamina C, la leche materna va cambiando su composición química dependiendo de la edad del bebé.

Entonces, la leche materna para un recién nacido no es la misma que para un bebé de 6 meses.

Pídele a tu pediatra más recomendaciones sobre cómo almacenar leche materna y mantente al tanto de su peso, talla y salud en general.

Ser madre y una mujer profesional no están peleadas, sigue estos tips de cómo almacenar leche materna y cuéntanos cómo vives esta hermosa etapa.
descarga este artículo en PDF