¿Dolor de espalda? Te decimos cómo evitarla

¿Dolor de espalda? puede ser por una mala higiene postural.
¿Dolor de espalda? puede ser por una mala higiene postural.

Además de molesto, puede ser el primer síntoma de problemas en los músculos y articulaciones de la columna vertebral. Sigue leyendo y descubre cómo evitar el dolor de espalda por mala higiene postural.

También te puede interesar: 80% de los adultos sufren dolor de espalda

A decir de la doctora Ligia Sequeira Donaire, "aunque muchos pacientes sufren dolor como resultado de golpes y accidentes, la gran mayoría surgen por malos hábitos".

Comodidad por salud

La internista nos cuenta que hay 3 puntos en los que hay que fijarse: estar cómodos, favorecer la circulación y que ninguna parte del cuerpo soporte más peso de para lo que fue hecho.

También te puede interesar: Ketorolaco

Esto aplica para todas las personas, en cualquier momento. "Hay trabajos que nos hacen más vulnerables a padecer problemas de espalda, pero para todos hay formas y utensilios que evitan el dolor y lesiones".

Sequeira hace un llamado a poner atención a las señales que manda el cuerpo.

"Cuando un problema de este tipo es muy persistente quiere decir que tu cuerpo ha soportado una mala postura por mucho tiempo".

Dolor crónico

A pesar del malestar, muchas personas tardan en consultar al médico por considerarlo poco importante o porque usan cremas o medicamentos que aminoran el dolor sin resolver el problema.

La doctora advierte que los analgésicos de libre  venta  (medicamentos para el dolor) son una gran ayuda, pero no resuelven el problema. "Cuando un dolor no desaparece después de 10 días de usar cremas o medicamentos hay que ir al doctor".

"Un dolor de espalda que dura más de 6 semanas sea constante o por momentos, ya se considera un dolor crónico que necesita tratamiento".

Recomendaciones

En la oficina

Es donde mucha gente pasa el mayor tiempo de su día, por ello procura hacer tu lugar lo más confortable posible.

Silla: elije una que tenga apoyo en la espalda y que permita colocar tus pies en el suelo. Procura una que sea cómoda y que tenga un acolchado en las partes que entran en contacto con tu cuerpo.

Postura: no te inclines sobre el escritorio, si necesitas, acerca la computadora y ubica la pantalla a la altura de tu rostro.

Movimiento: lo mejor es que tengas suficiente espacio para mover y extender tus piernas, de igual manera, recuerda que lo mejor es levantarse y dar pequeñas caminatas cada 2 o 3 horas.

Para cargar

Camina en líneas rectas y si tienes que dar una vuelta, hazlo desde los pies, además recuerda que si es muy pesado, lo mejor es pedir ayuda.

Desde el suelo: flexiona las rodillas y mantén la columna recta. Levanta haciendo fuerza con tus piernas, no con la espalda.

Desde la altura de tus brazos: si tomas algo de una mesa o banco, sujétalo con manos y brazos y pégalo a tu cuerpo sin flexionar la espalda.

Desde un punto alto: verifica el peso del objeto antes de tomarlo y nunca te pongas debajo de él. Lo mejor es subirse a una superficie que te permita tomarlo desde la altura de tus brazos.

Ahora que conoces estas recomendaciones, evita el dolor de espalda por mala higiene postural y, si las molestias persisten, acude con un especialista.

descarga este artículo en PDF