Intestino ¿un segundo cerebro?

¿Por qué dicen que el intestino es nuestro segundo cerebro?
¿Por qué dicen que el intestino es nuestro segundo cerebro?

"Sentir con el estómago" es más que una expresión. Le preguntamos a la nutrióloga clínica Nayeli Núñez ¿por qué dicen que el intestino es nuestro segundo cerebro?, y esto fue lo que nos contestó. ¡Entérate!

No nos referimos a que tenga mente propia, pero la increíble anatomía del tracto digestivo le da funciones mucho más importantes que solo procesar los alimentos.

Tiene su propio sistema nervioso

"En el estómago e intestino existen millones de neuronas, incluso muchas más de las que contiene la columna espinal", explicó la especialista. Para ser más exactos, el número de neuronas en el tubo digestivo supera los 100 millones.

También te puede interesar: Intestino irritable, motivo de incapacidad laboral

Estas neuronas tejen redes con sistemas muy importantes tanto para la salud como para el estado emocional de las personas, nos referimos al sistema endócrino y al inmune. Tal es su importancia que se le conoce como sistema nervioso entérico.

Reacciona a emociones

"Los intestinos se encargan de liberar al torrente sanguíneo numerosas hormonas que contribuyen a que disminuyan los niveles de glucosa en sangre y favorecen las contracciones digestivas, pero muchas de estas, como la serotonina, tienen otras funciones, como el comportamiento, la ira y hasta la sexualidad. ", detalló Núñez.

También te puede interesar: Cuando el colon se niega a trabajar

En realidad, en el intestino se concentra la mayor cantidad de serotonina, ya que procesa 90% de esta hormona.

Trabaja independiente

Este punto es el que realmente hace que se diga que el intestino es nuestro segundo cerebro.

 El cerebro manda señales para controlar todas las partes del cuerpo, por ejemplo, dirige corrientes eléctricas a tu brazo para moverlo y, a su vez, el brazo envía información al cerebro sobre el tacto, temperatura, etc.

Pero lo que no hace el brazo es mandar señales de vuelta para cambiar el funcionamiento del cerebro, cosa que sí puede hacer el intestino.

El cerebro recibe las señales (eléctricas y hormonales) que le envía el intestino, y puede ser responsable de que sintamos enojo, asco y otras sensaciones.

Estas son los principales motivos de por qué dicen que el intestino es nuestro segundo cerebro. Ahora tienes muchas razones más para cuidarlo con una alimentación balanceada y evitando irritantes. ¡Cuídate!

descarga este artículo en PDF