5 hábitos que alteran tu menstruación

  • SyM - Andrea de María
Hábitos que alteran tu menstruación
Ejercitarte de forma extenuante puede alterar un ciclo menstrual regular.

Identificar los hábitos que alteran tu menstruación te permite conocer más cómo funciona tu cuerpo y saber si debes acudir al médico. Te decimos cuáles son esos factores que pueden afectar tu periodo.

¡Cuidado con los excesos!

Por lo general, la menstruación desaparece cuando ocurre un embarazo, sin embargo, existen muchos otros factores que alteran el periodo menstrual de millones de mujeres y no tienen relación con sus encuentros sexuales, como:

  • Demasiado ejercicio: la actividad física fortalece huesos y músculos, además de ponerte de buen humor, pero si la realizas en forma extenuante (y no te alimentas adecuadamente) disminuye la cantidad de grasa corporal, lo cual afecta la producción de hormonas que tu organismo requiere para que ocurra tu periodo menstrual.
  • Sal en abundancia: los alimentos procesados y enlatados, como embutidos, carnes frías, salsas de tomate o sopas instantáneas, contienen grandes cantidades de sal (sodio); si los consumen en abundancia, tu cuerpo retiene líquidos y se hincha, lo que complica tus días de la regla.
  • Falta de sueño: dormir 4 o 5 horas porque tienes demasiado trabajo o estás en época de exámenes, te deja con un aspecto fatal y, además, tu periodo se ve alterado. Investigaciones sobre el sueño realizadas por la Clínica Ochsner, en Louisiana, descubrieron una correlación directa entre el reloj biológico del cuerpo, las hormonas de la fertilidad y los niveles de melatonina, los cuales afectan la ovulación y la menstruación.
  • Kilos de más: cuando hay sobrepeso u obesidad, los niveles de estrógeno suelen ser más altos que en una mujer con peso regular; esto eleva el riesgo de que el revestimiento del endometrio sea más grueso y afecte la liberación del óvulo (por medio de los ovarios). Así, los periodos suelen ser más abundantes y largos.
  • Estrés: las preocupaciones suelen ser malas compañeras, sobre todo en los días de tu periodo. Un estudio publicado en la revista Occupational and Environmental Medicine reveló que quienes padecen niveles elevados de estrés tienen el doble de riesgo de tener menstruaciones dolorosas.

Toda irregularidad que detectes en tu periodo menstrual tiene una explicación y el médico es el más preparado para brindártela. Procura llevar un diario donde anotes las fechas de tus menstruaciones, así como cualquier cambio que se produzca, y acude al ginecólogo para saber qué hacer al respecto.

descarga este artículo en PDF