Citología vaginal (Papanicolaou)

    SyM
Citología vaginal, Cómo se hace el Papanicolaou
Resulta incómodo, pero el Papanicolaou ¡puede salvar tu vida!

La citología vaginal (Papanicolaou) es examen de las células del cuello uterino para detectar cáncer cervicouterino o cambios celulares anormales, casi siempre ocasionados por el virus del papiloma humano (VPH) que pueden convertirse en tumoraciones. También permite diagnosticar padecimientos no malignos, como infecciones.

¿Cuándo se debe hacer el examen de Papanicolaou?

La citología vaginal se realiza mediante raspado en el cérvix (cuello del útero). Debe practicarse al menos cada año, a partir de que la mujer inicia su vida sexual.

El investigador griego George Nicholas Papanicolau (1883-1962) creó este método de detección.

Después del primer examen:

  • Realiza este estudio cada año a fin de prevenir la aparición de cáncer de cuello uterino.
  • Si cambias de pareja sexual, el siguiente Papanicolaou debe realizarse máximo seis meses después.
  • Luego de cumplir 65 a 70 años, las mujeres pueden dejar de someterse a la citología vaginal, siempre y cuando hayan obtenido tres resultados negativos en los exámenes de los últimos 10 años.
  • Si la mujer mayor de 65 años tiene nuevo compañero sexual, debe reanudar la citología vaginal (Papanicolaou).
  • Asimismo, a quienes se les ha practicado histerectomía (extirpación del útero y cuello uterino), a pesar de que no hayan tenido antecedentes de displasia cervical (células anormales), cáncer de cuello uterino o cualquier otro tipo de cáncer de la pelvis, se les aconseja seguir sometiéndose a esta prueba.

Procedimiento

La prueba forma parte del examen ginecológico general. La mujer se acuesta sobre una mesa y coloca las piernas en unos estribos para quedar en posición pélvica adecuada.

El médico introduce instrumento (espéculo) en la vagina y la abre ligeramente para observar el interior de la cavidad.

Posteriormente, toma muestra de células del exterior y el interior del canal del cuello uterino mediante leve raspado con una espátula o pequeño cepillo.

La muestra obtenida se envía al laboratorio para su análisis al microscopio.

Otro método de recolección y análisis de muestras, prueba de Papanicolaou en base líquida puede ser más sensible cuando se trata de detectar anomalías importantes.

También hay lectores automáticos por computadora para mejorar la lectura de las pruebas de Papanicolaou.

¿Cómo prepararte para la citología vaginal?

  • Evita las duchas vaginales y relaciones sexuales dos días antes del estudio; tampoco usar tampones.
  • No estar menstruando.
  • Comenta a tu médico si estás tomando algún medicamento o píldoras anticonceptivas, si tienes antecedente de alguna enfermedad ligada al cáncer cervicouterino o estás embarazada.

El Papanicolaou no es procedimiento riesgoso, pero sí un tanto incómodo. En ocasiones se siente ligero dolor y es posible que haya leve sangrado.

Resultados de la citología vaginal

Cuando la prueba es normal indicará: "Resultados negativos de lesión o malignidad intraepitelial", o frase similar.

Si el estudio reporta conclusiones "anormales", no te asustes, esto no significa que tengas cáncer. Los siguientes términos ayudarán a la interpretación de resultados del Papanicolaou:

  • Displasia. No es cáncer, pero puede convertirse en esta enfermedad si no actúas a tiempo. Las células lucen anormales al microscopio, pero no invaden tejido sano. Existen cuatro grados de displasia (leve, moderado, grave o carcinoma in situ). Carcinoma in situ significa que el cáncer está presente sólo en la capa de células de la superficie del cérvix y no se ha diseminado a tejidos cercanos.
  • Lesión intraepitelial escamosa (SIL). "Escamosa" hace referencia a células delgadas y planas que se ubican en la superficie del cérvix, mientras que "intraepitelial" significa que las células dañadas se presentan únicamente en la capa superficial del cérvix.
  • Neoplasia intraepitelial cervical. El término neoplasia intraepitelial cervical, junto con un número del 1 al 3, describe qué tanto del grosor del revestimiento del cérvix contiene células anormales.
  • Células escamosas atípicas. Son resultados poco claros que representan anomalía indefinida.
  • Cáncer de cérvix o cáncer invasor cervical. Ocurre cuando las células anormales penetran con mayor profundidad en el tejido o en otros órganos.

Si la citología vaginal muestra valores anormales, se solicitarán pruebas adicionales para confirmar o desmentir el diagnóstico, como biopsia auxiliada con colposcopia o examen de detección del VPH.

Si los cambios celulares son menores, el médico tratante suele aconsejar la repetición de la citología vaginal (Papanicolaou) en 3 a 6 meses.

descarga este artículo en PDF