¡Prepárate para ser mamá!: curso psicoprofiláctico

  • SyM - Karina Galarza Vásquez
Curso psicoprofiláctico, Curso de preparación para el parto, Yoga para embarazadas
Un curso de preparación para el parto te ofrecerá técnicas de relajación y conocimientos para afrontar ese gran momento.

Todas las mujeres estamos genéticamente preparadas para tener parto natural, el cual es saludable, seguro y de ninguna forma es sinónimo de enfermedad. Sin embargo, se nos ha "vendido" la idea de que es peligroso, representa sufrimiento y que todo se vale para no sentir dolor, ¡hasta cesárea! (no siempre necesaria). Por fortuna, existen cursos de preparación para el parto que te ayudarán a vivir positivamente una de las mejores experiencias de tu vida.

Parto humanizado

La principal meta del curso de preparación para el parto es que éste se efectué de manera humanizada. "Implica que la futura madre mantenga conexión directa con su cuerpo, sensaciones y emociones; esté consciente minuto a minuto de que es protagonista de evento único, y descubra que en su interior existe conocimiento instintivo para vivirlo con seguridad", expresa Glenda Furszyfer, educadora perinatal y doula (asistente en el trabajo de parto).

Uno de los caminos para recorrer dicho trabajo interno es el curso psicoprofiláctico; lo más recomendable es tomarlo a partir del quinto mes de embarazo (incluso en compañía del futuro padre o algún ser querido), a fin de aprender:

  • Conocimiento teórico sobre anatomía y fisiología del embarazo y parto. Se describen órganos sexuales, ciclo menstrual, fecundación y desarrollo fetal; se proporciona información acerca de las distintas etapas del trabajo de parto y síntomas que lo anuncian, así como señales de alarma.
  • Trabajo corporal. Incluye distintas técnicas de relajación y visualización, lo que permite a la mujer recuperar la conexión y confianza en la sabiduría de su cuerpo.
  • Uso de intervenciones médicas. Se aprende a distinguir cuándo son necesarias.
  • Preparación emocional. Permite analizar las expectativas, identificar las posibilidades reales, conocer en forma más profunda a la pareja y a sí misma, y desprenderse de miedos.

El curso psicoprofiláctico brinda a la embarazada la oportunidad de preguntarse qué tipo de parto desea y es viable tener (se analizan todas las opciones, como el alumbramiento clásico en hospital con bloqueo epidural, el parto en casa por partera o el parto en agua).

Yoga prenatal

Si no hay contraindicaciones (embarazo de alto riesgo), es recomendable que la mujer encinta se mantenga activa mediante un ejercicio placentero a fin de favorecer la producción de endorfinas (hormonas que aportan tranquilidad y buen humor tanto a la madre como al bebé). Los ejercicios más adecuados para embarazadas son nadar, caminar, baile y yoga prenatal.

Este último puede practicarse a partir del tercer mes de gestación y es ideal para el embarazo, nacimiento y posparto, ya que favorece la relajación, flexibilidad y fuerza en forma suave y sin agotamiento, además de:

  • Equilibrar la postura.
  • Eliminar tensión y rigidez.
  • Transformar la experiencia del embarazo.
  • Hacer propios los cambios que va experimentando el cuerpo.
  • Aliviar molestias como cansancio, dolor de espalda, náusea, ansiedad y dolor de cabeza.

¿Qué me aporta un curso psicoprofiláctico?

Los beneficios de la preparación para el parto son múltiples. "la información permite eliminar miedos y brinda poder; ya no se deja el cuerpo en manos de los médicos, sino que la madre se hace responsable de su parto y toma decisiones al respecto", afirma Furszyfer.

Asimismo, es posible disfrutar el alumbramiento y experimentarlo con la confianza de que el cuerpo es sabio y capaz de parir al bebé. En este contexto, es muy importante que el médico que atenderá el parto tenga el rol de observador respetuoso y actúe si algo se sale del curso normal.

Durante el parto psicoprofiláctico se brinda asistencia emocional e informativa sobre las alternativas que propone el hospital, complementando con apoyo físico, medidas de confort y técnicas de relajación. Una vez que nace el bebé, se promueve el contacto inmediato y prolongado con él, así como el inicio temprano de la lactancia materna… ¡Ya estás lista para ser mamá!

descarga este artículo en PDF