Esto pasa en tu cuerpo cuando te aguantas ir al baño

    SyM
Aguantar,Baño,Orina,Heces
Desde infecciones hasta lesiones que requieren cirugía, ¡Entérate de los riesgos!

Dado el ritmo de vida, muchas veces nos vemos forzados a retrasar por un momento la ida al baño. Esto es un verdadero atentado a tu salud, ya que las complicaciones pueden ser crónicas e irreversibles. Descubre qué pasa si te aguantas las ganas de ir al baño.

¡No te confíes!

Aunque después de un rato se calma la urgencia por evacuar, no por ello desaparece el problema, al contrario, se agrava.

También te puede interesar: Proteínas en la orina

El dolor que sientes cuando por fin vas al baño es muestra del esfuerzo que tuvieron que hacer tus esfínteres (músculos que evitan la salida de orina o heces) y una advertencia de las posibles lesiones que podrías causarte.

Posibles consecuencias

  •        Dolor y abultamiento de abdomen.
  •        Hemorroides y fisuras rectales.
  •        Divertículos (lesiones en la mucosa del intestino grueso).
  •        Septicemia (filtración de bacterias del intestino al torrente sanguíneo).
  •        Cálculos en los riñones.
  •        Retención urinaria crónica (incapacidad de vaciar por completo la vejiga).
  •        Infecciones en los conductos urinarios.
  •        Hipertensión.

¿Cómo debe ser?

Aunque cada organismo es diferente, los seres humanos orinamos entre 4 y 6 veces al día, con un volumen promedio diario de entre 800 y 2 mil mililitros.
La sensación de querer ir al baño surge cuando la vejiga llega a los 200 mililitros y se vuelve una molestia cuando ronda los 500. Es antes de este punto que los doctores recomiendan evacuar para evitar lesiones.

También te puede interesar: Ardor al orinar, por infección en vías urinarias

Respecto a las heces, los parámetros son más amplios, porque gente con un metabolismo muy rápido (usualmente deportistas) pueden ir hasta 3 veces al día, mientras que el estreñimiento se considera cuando una persona únicamente lo hace 3 veces por semana.
Lo saludable es ir al menos una vez al día, después de una comida.

¿Cuándo ya es peligroso?

Aguantarse aunque sea unos minutos no es recomendado. Ten en cuenta que los desechos en el cuerpo ocupan un espacio y carga que estiran los órganos que los contienen y presionan los de alrededor.

En la orina, cuando se pasan más de 6 horas sin ir al baño o se llega al litro de orina en la vejiga, ya se considera un riesgo a la salud que puede requerir una cirugía para reparar.

Respecto a los desechos sólidos, depende de la dieta de cada persona, pero más de 3 días sin excretar es peligroso para el organismo.

Los sistemas excretor y urinario tienen funciones específicas, además tienen tiempos y ritmos que cumplir con respecto al resto de cuerpo. Ahora que sabes qué pasa si te aguantas las ganas de ir al baño, ¡evítalo! Y si ya presentas algún malestar, acude a tu médico.

descarga este artículo en PDF