Estreñimiento en lactantes, ¿qué hacer?

  • SyM - Regina Reyna
Estreñimiento en lactantes
El cambio de alimentación puede provocar estreñimiento en lactantes. ¡Conoce consejos para prevenirlo!

¿Sabes cómo prevenir el estreñimiento en lactantes? Cuando dejan de recibir leche materna, aproximadamente, al sexto mes de nacidos, es frecuente que los bebés enfrenten los primeros episodios de constipación debido a que su alimentación comienza a incorporar productos de consistencia sólida. ¿Qué hacer?

Cómo prevenir estreñimiento en lactantes

Antes de saber cómo evitar el problema, es preciso conocer las causas más frecuentes de estreñimiento en lactantes, entre las que destacan:

También te puede interesar Estreñimiento en lactantes

  • Ingesta insuficiente de fluidos, principalmente en ambientes calurosos y donde la sudoración del pequeño es excesiva.
  • Alimentación irregular por padecer alguna enfermedad, desde ligero catarro hasta trastornos más complicados.
  • Fórmulas lácteas: en ocasiones, nutrir al pequeño con leche no materna (de vaca, de soya o elaborada a base de proteína hidrozilada), provoca estreñimiento debido a que el alimento no es bien recibido por el estómago.
  • Anomalías orgánicas: aunque no son frecuentes, requieren estricto control médico, como exceso de calcio en sangre o estrechamiento (estenosis) del conducto anal, entre otros.
  • Leche demasiado espesa: en ocasiones, el alimento que se prepara con leche en polvo no se disuelve correctamente y provoca problemas a la digestión.
  • El consumo de la madre de ciertas sustancias, como narcóticos (para inducir el sueño), drogas o antiespasmódicos.

Tips para evitar estreñimiento en lactantes

  • Da a tu bebé suficientes líquidos, principalmente en época de calor o al haber fiebre.
  • Realiza masajes en su abdomen: inicia en el ombligo y haciendo círculos en sentido a las agujas del reloj.
  • Consulta al pediatra si la edad del niño permite que se le den jugos de naranja, ciruela o uva entre las tomas de leche, o incluso en ayunas, así como papillas de frutas (evitando manzana y plátano que promueven estreñimiento) o de leche con avena, miel o mermelada de ciruela, o bien, purés de verduras.
  • Recurre a supositorios de glicerina para estimular los músculos que rodean al ano, si es necesario.

Para fortalecer la musculatura abdominal y el movimiento intestinal, ayuda a tu bebé mediante sencillos ejercicios que consisten en recostarlo en la cama, tomar sus piernas y flexionarlas muy despacio, y con éstas juntas se van dibujando círculos concéntricos.

El estreñimiento en bebés causa serias molestias, por ello evítale malos ratos y acude al pediatra a la menor sospecha del problema.

descarga este artículo en PDF