Cómo dormir en noches calurosas

Consejos para dormir en una noche calurosa
Si quieres descansar, revisa estos consejos para dormir en una noche calurosa.

Si el calor parece difícil de soportar en el día, durante la noche resulta intolerable porque nos impide descansar. Por ello, conoce varios consejos para dormir en una noche calurosa que puedes poner en práctica ¡desde hoy!

También te puede interesar Habitación para dormir y evitar el insomnio

Consejos para dormir en una noche calurosa   

Una de las quejas más frecuentes con la llegada del calor es la imposibilidad de descansar por la noche; por ello, es frecuente que las personas comiencen el día irritables, con dificultades para concentrarse y menor rendimiento en la oficina o la escuela. Si eres una de ellas, estos tips te serán de utilidad.

Entre la variedad de trucos para refrescarte por la noche, los siguientes son bastante sencillos:

  • Bañarse. Para obtener una sensación de frescor inmediata, es mejor bañarse rápidamente con agua templada. Según el Instituto Biológico de la Salud, en Madrid, España, si el agua es fría, reactivará el organismo y el gasto energético, provocando un aumento de la temperatura.
  • Sábanas frescas. Conviene usar sábanas de algodón en la cama, debido a que facilitan la transpiración del cuerpo. Así que olvídate de la ropa de cama fabricada con materiales sintéticos (poliéster, por ejemplo).
  • Ropa holgada. Lo mejor es dormir desnudos, pero si no se está acostumbrado, entonces se recomienda usar pijama de tejidos naturales (algodón) y, de preferencia, que no quede ajustada a la piel.
  • Habitaciones cerradas en el día. A fin de evitar que el calor entre a la habitación, se deben mantener las ventanas cerradas durante el día.
  • Ventilador. Al usar un ventilador, se recomienda dirigirlo hacia el exterior para impedir que entre el calor (bochorno) a la habitación. Si es posible, puede colocarse un recipiente con agua fría delante del ventilador para que el aire que circule sea aún más fresco.
  • Pies de fuera. Debido a que tienen muchas terminaciones nerviosas, los dedos de los pies son especialmente sensibles a la temperatura. Así que para conseguir un descanso nocturno en temporada de calor, lo mejor es dormir con los pies fuera de la cama, no cubiertos con las sábanas.

Poner en práctica estos tips puede ayudarte a comenzar cada día con energía.

Si conoces otros consejos para dormir en una noche calurosa, ¡compártelos con nosotros!

descarga este artículo en PDF