5 cambios en tu cuerpo al dejar de beber alcohol

    SyM
¿Sabes qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de beber?
¿Sabes qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de beber?

Si necesitas motivación para alejar definitivamente el alcohol de tu vida, aquí te decimos qué le pasa a tu cuerpo si dejas de beber alcohol, para que sepas cómo te lo va a agradecer tu organismo. ¡Entérate!

También te puede interesar: Sexo y alcohol

Los efectos dependerán de la cantidad de alcohol que tomabas, tu edad, sexo y salud general. En los primeros días de abstinencia es normal sentir malestar o, inclusive, necesidad de beber, pero la fuerza de voluntad debe ser tu aliada en este proceso.

Cuestión de hábitos

Se considera que después de 21 días (tres semanas) una actividad o rutina se vuelve hábito y sus efectos se empiezan a notar.

También te puede interesar: Exceso de alcohol y carne roja, dolorosa combinación

Según la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana para lograr dejar el alcohol por completo y acelerar la recuperación debes acompañar este proceso con activación física de bajo impacto al menos 30 minutos al día y una dieta sana.

Más energía

A pesar de que mucha gente dice que el alcohol las relaja, realmente lo que hace es aletargar el funcionamiento del sistema digestivo, los riñones y el hígado.

Sin alcohol, tu cuerpo podrá retener mejor los nutrientes y desechar las toxinas, eliminando la sensación de cansancio, pesadez y falta de energía.

Menos comida, menos peso

¿Te da mucha hambre en la noche?, puede tener que ver con tu consumo de alcohol, que desordena los horarios normales de comida5 cambios en tu cuerpo al dejar de beber alcohol y sueño del organismo.

Comer a deshoras dificulta que los sistemas se preparen para absorber los nutrientes, entonces conservan lo más fácil de almacenar: grasas y carbohidratos.

Más descanso

Ligado a la anterior, una de las cosas que le pasará a tu cuerpo si dejas de beber alcohol, es que al despertar después de los 21 días de abstinencia, sentirás que realmente descansaste.

Lo que ocurre es que el alcohol genera un desbalance en tu cuerpo que repercute en tu sueño. La falta de descanso obliga al cerebro a pedirnos más azúcar para sobrellevar nuestra rutina, entrando en un círculo vicioso sin fin.

Sentidos

El alcohol vuelve más lenta la transmisión de señales sensitivas como el gusto y el olfato, al dejar de beber disfrutarás más de los sabores de los alimentos y mejorará tu respiración.

Piel humectada

Es bien sabido que el alcohol deshidrata la piel, lo que te vuelve más vulnerable a heridas y envejecimiento prematuro.

Si estas fueran pocas razones, considera que el alcohol te quita tiempo y dinero que podrías invertir en estar bien.

Ahora que hemos contestado a tu pregunta ¿qué le pasa a mi cuerpo si dejo de beber alcohol?, te toca intentarlo. ¡Cuídate!

descarga este artículo en PDF