Cocina con atún en esta Cuaresma

    SyM
Recetas con atún para cuaresma, Cocina con atún

Cada año comer atún durante la Cuaresma es una tradición, pues además de ser opción para evitar la carne roja, su frescura y sabor son ideales para los días cálidos. Salud y Medicinas te ofrece recetas con atún preparado en gran variedad de formas para que tengas comidas deliciosas, pero ante todo, saludables.

Propiedades nutricionales del atún

El atún es un pescado que beneficia de muchas formas a la salud. Su carne contiene 12% de grasa rica en ácidos grasos Omega 3, los cuales ayudan a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, haciendo que ésta sea más fluida, lo que disminuye el riesgo de aterosclerosis y trombosis. Es por eso que, en casos de enfermedades vasculares, es recomendable el consumo de atún y otros pescados azules.

Además de ser uno de los productos del mar más habituales en la dieta, es el pescado que posee más proteínas de alto valor biológico (23 g por cada 100 g).

Por si fuera poco, destaca su contenido de vitaminas del complejo B, por ejemplo, la vitamina B12 (cuyo contenido es mayor que el de las carnes, huevos y quesos). Esta vitamina es importante para el metabolismo, pues ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central.

El atún también contiene cantidades significativas de vitaminas A y D. La vitamina A contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo; favorece la resistencia frente a las infecciones y es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna, entre otras cosas. Por su parte, la vitamina D favorece la absorción de calcio y su fijación al hueso, además de regular el nivel de calcio en sangre.

En cuanto a los minerales, fósforo, magnesio, hierro y yodo sobresalen entre las propiedades nutricionales del atún. El fósforo está presente en huesos y dientes, interviene en el sistema nervioso y la actividad muscular, y participa en procesos de obtención de energía. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestinos, nervios y músculos, además forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee suave efecto laxante. El hierro es necesario para la formación de hemoglobina (proteína que transporta oxígeno a todas las células), lo que previene la anemia ferropénica. El yodo es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides que regula numerosas funciones metabólicas, así como el crecimiento del feto y su desarrollo cerebral.

¡Cocina con atún!

Aquí te ofrecemos deliciosas dietas para la Cuaresma. Da clic en cada receta y podrás descargarla para formar tu propio recetario.

¡Descarga aquí el recetario completo!

¡Descarga el pdf!

descarga este artículo en PDF