Cómo olvidar a un hombre casado que trabaja conmigo

Cómo olvidar a un hombre casado que trabaja conmigo
¡Toma unas vacaciones! Esto te ayudará a olvidar a un hombre casado que te rompió el corazón.

Si a diario te preguntas: "¿Cómo olvidar a un hombre casado que trabaja conmigo?", seguramente es porque su simple presencia te impide concentrarte en tus proyectos laborales. Te damos tips para conseguirlo y seguir adelante.

También te puede interesar Múltiples parejas, múltiples riesgos

Consejos para olvidar a un hombre casado que trabaja contigo

Dicen que "en el corazón no se manda", en otras palabras, por más que la parte racional de tu cerebro señale que te has enamorado de la persona equivocada, tu lado emocional indica lo contrario y no es fácil impedirlo.

No obstante, existen ciertos tips que pueden ayudarte y están a tu alcance:

  • Cambia de trabajo: en cualquier proceso de "desamor", es preciso marcar cierta distancia con esa persona que te lastimó. En este caso, lo más efectivo sería que cambiaras de trabajo. Sí, aunque parece difícil, será la única manera de olvidar a ese hombre casado que ves a diario caminando por los pasillos de tu oficina. Además de sacarlo de tu mente, esto podría dar nuevo e interesante giro a tu vida profesional. ¡Piénsalo!
  • Sé realista: aunque te parezca el más guapo y encantador, el hecho de haber iniciado una relación contigo a pesar de su estado civil, lo define como un hombre desleal y capaz de engañar a su pareja en la primera oportunidad. Ya lo hizo una vez con su esposa, ¿cierto? ¿Qué te hace pensar que contigo hará una excepción?
  • Madura: si en verdad quieres la respuesta a "cómo olvidar a un hombre casado que trabaja conmigo", huye de las relaciones con individuos comprometidos, las cuales te impiden un futuro emocionalmente saludable. Hacer esto puede significar que dejes tu "lado adolescente" en el que todo era risas y diversión, para avanzar hacia una etapa en la que te muestres como una mujer que valora las relaciones estables pero igualmente satisfactorias.
  • ¡Valórate!  Aceptar una relación con un hombre casado habla mucho de tu autoestima. ¿Es lo único a lo que aspiras? ¿Te mereces una pareja que ya tiene compromisos…? Quizá es tiempo de meditar, valorar mejor tu autoestima y ¡quererte más!
  • Tómate unas vacaciones. Alejarte de la oficina, es decir, de tu rutina habitual, facilitará tu propósito de romper con esa relación tan complicada y, al mismo tiempo, te permitirá ¡recargar pilas! Tomarte unos días sin la presencia constante de ese individuo, también dejará que observes tu vida con una mejor y más realista perspectiva.
  • Evita las relaciones destructivas: los vínculos que prometen más dolor que felicidad no son saludables para nadie. Quizá te atrae el "riesgo" de la aventura con un hombre casado, su experiencia o aparente encanto, pero más allá de esta línea, la relación con una persona comprometida sólo puede llenar tus días de ansiedad y soledad.

Aunque te parezcan difíciles de aplicar, estos tips pueden ayudarte. Piensa en ellos, practícalos cada mañana en el trayecto a tu oficina, sobre todo cuando a tu mente llegue esa incómoda pregunta: "¿Cómo olvidar a un hombre casado que trabaja conmigo?"

descarga este artículo en PDF