7 estrategias para ser una mujer multitasking sin enfermarte

Mujer multitasking, Cómo ser una mujer multitasking
Hacer muchas tareas simultáneamente es habilidad de la mayoría de mujeres.

Tener mil tareas por hacer parece muy complicado si se trata de los caballeros, pero no para el sector femenino. Te decimos cómo ser una mujer multitasking y no morir en el intento.

Cómo ser una mujer multitasking y no morir en el intento

Según estudio sobre la conectividad entre distintas regiones del cerebro, a partir de la adolescencia, las mujeres tienen más habilidad para hacer varias cosas a la vez, mientras ellos funcionan mejor cuando tienen una sola cosa entre manos.

También te puede interesar Burnout, estrés laboral que incapacita 

Además, los investigadores han encontrado que ellas destacan en atención, memoria verbal y de rostros, así como en pruebas de habilidades sociales, mientras los varones las superan en procesamiento espacial y velocidad sensoriomotora.

¿Quieres ser mujer multitasking? 

Para sacar el mayor provecho de estas "ventajas" en el cerebro femenino sin terminar el día agobiada o a punto de desfallecer, tienes que apoyarte en ciertos "trucos", como los que ahora te compartimos:

  1. Lleva una agenda. Organizar las actividades de cada día será más fácil si llevas un registro de las tareas pendientes. Ya sea en una tradicional agenda (de papel) o en tu celular, esta herramienta te hará "¡poderosa!"
  2. ¡Con reloj a la vista! No importa si llevas uno en la mano o lo has sustituido por el reloj de tu celular, es importante estar pendiente del tiempo que te toman tus actividades para cumplirlas sin inconvenientes.
  3. Notas de colores. Aprovecha la infinidad de formas de notas adhesivas que existen hoy para recordar ¡todo!, desde fechas de cumpleaños, pagos por hacer, medicamentos que tomar, horarios de los hijos, etc.
  4. La limpieza ayuda. Mantener en orden tus espacios te ayuda a encontrar todo antes de salir de casa y facilita una vida saludablemente organizada en la que puedes cumplir muchos compromisos sin terminar con estrés o dolor de cabeza.
  5. Establece metas. Es imposible tratar de cumplir todos tus sueños al mismo tiempo, lo mejor es ir paso a paso alcanzando metas accesibles, esto facilitará tener tu vida organizada.
  6. Organiza tu espacio. Cuando sabes exactamente dónde están las cosas, las encuentras en un instante y haces lo que tenías planeado, continúas con el siguiente trabajo y así, sucesivamente.
  7. ¡Prémiate! Para estar motivada y seguir siendo una mujer multitareas, usa un sistema de recompensas. Puedes darte una tarde de descanso, por ejemplo, una noche en el cine con tu pareja o una deliciosa cena en el mejor restaurante como "reconocimiento" a tu habilidad de realizar muchas actividades simultáneamente.

Aunque parece difícil, ser una mujer multitasking y no morir en el intento está a tu alcance. Lo mejor es que cada día significa una oportunidad para lograrlo. ¡Anímate!

descarga este artículo en PDF