Pielonefritis, dolorosa infección en los riñones

    SyM
Qué es pielonefritis y cuáles son sus causas
Un dolor en ambos lados de la zona lumbar puede ser signo de pielonefritis.

¿Qué es la pielonefritis y cuáles son sus causas? ¡Ahora te lo decimos!

Infección que afecta los riñones

Aunque su nombre no es muy popular, esta enfermedad es más común de lo que imaginas. Se trata de infección que afecta a uno o ambos riñones y ocurre más en mujeres que en hombres. En la mayoría de casos, la responsable es Escherichia coli, un tipo de bacterias que normalmente se encuentran en el intestino grueso; el microorganismo asciende de la zona genital por la uretra a la vejiga, luego por los uréteres hasta llegar a los riñones.

Si las vías urinarias funcionan con normalidad, el organismo se defiende y evita este problema en los riñones, gracias a la eliminación de bacterias por la acción del chorro de orina y el cierre de los uréteres a la entrada de la vejiga.

Sin embargo, cualquier bloqueo físico del flujo de orina aumenta la probabilidad de que se presente la pielonefritis, cuyos síntomas incluyen escalofríos, fiebre, dolor en ambos lados de la zona lumbar, náuseas y vómitos.

¿Qué es la pielonefritis y cuáles son sus causas?

Esta enfermedad causada por bacterias, suele afectar más a mujeres embarazadas; durante la gestación ocurre engrosamiento del útero, lo que eleva la presión sobre los uréteres y obstruye el paso natural de orina.

También personas con diabetes o un sistema de defensas (inmunitario) débil tienen mayor riesgo de presentar infección en los riñones.

¿Cuál es el tratamiento para pielonefritis?

En la mayoría de casos, el médico indica tratamiento con antibióticos por vía durante un periodo de 5 a 14 días para que la infección no reaparezca.

Ahora que sabes qué es la pielonefritis y cuáles son sus causas, entenderás la importancia de seguir al pie de la letra las indicaciones del médico. Recuerda que si no terminas el tratamiento completo, la infección podría regresar y ser más difícil de combatir posteriormente.

De acuerdo con la Asociación Española de Urología, es aconsejable complementar la terapia bebiendo grandes cantidades de agua (al menos, 2 litros por día).

Asimismo, las mujeres pueden prevenir futuras infecciones del riñón si vacían completamente la vejiga al menos cada 3 horas, limpian de delante hacia atrás después de orinar o defecar (para evitar autocontaminación), y mantienen higiene genital antes y después de tener relaciones sexuales.

descarga este artículo en PDF