Esquizofrenia ¿por bacterias intestinales?

Causas de esquizofrenia
Al parecer, las personas con esquizofrenia tienen flora bacteriana peculiar.

Nos parece natural escuchar que la flora intestinal es vital para la buena digestión, pero ¿es verdad que también influye en la salud mental

También te puede interesar Esquizofrenia, segunda enfermedad mental en México

Te decimos a qué se refieren los científicos cuando hablan de esquizofrenia por bacterias y en qué se basan.

Esquizofrenia por bacterias

Las bacterias que habitan en nuestro intestino no sólo desempeñan funciones esenciales para el estómago, también intervienen en la salud mental.

Investigadores de la Universidad George Washington descubrieron una posible relación entre los microbios (bacterias, virus y hongos) en la garganta y la esquizofrenia. Los científicos encontraron que las personas con esquizofrenia albergan diferentes proporciones de bacterias orales que individuos sin este trastorno mental.

Por otra parte, los resultados de un estudio recientemente publicado por la revista Nature, identificaron que el microbioma intestinal podrían estar detrás de ciertas características de la esquizofrenia.

Síntomas de esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta seriamente la forma de pensar, sentir y comportarse. En ocasiones, por ejemplo, el afectado escucha voces que los demás no oyen o piensa que alguien está tratando de hacerle daño.

Los síntomas de esquizofrenia (alucinaciones, delirios, problemas para recordar cosas o hablar de forma incoherente, por ejemplo) dificultan la manera en que el paciente se relaciona con otros, toma decisiones o maneja sus emociones.

Pero el comportamiento no es la única diferencia frente a personas sin esquizofrenia, pues los científicos han encontrado que el microbioma intestinal es menos diverso cuando el trastorno está presente si se compara con individuos sin esquizofrenia.

Genes y otras causas de esquizofrenia

Aunque se sabe que la esquizofrenia se relaciona con distintos factores que incluyen, por ejemplo, los genes (puede ser hereditaria), la exposición a virus o problemas de nutrición antes de nacer, así como la química cerebral, los científicos siguen aprendiendo sobre las causas de esta enfermedad.

En la actualidad, investigan si los cambios en el microbioma contribuyen a la aparición de este trastorno mental o bien, son resultado de la afección.

Así, además de comprender por qué se habla cada vez más de esquizofrenia por bacterias, recuerda que una alimentación variada y equilibrada es vital para tener bacterias "buenas" en los intestinos, evitar trastornos gastrointestinales y reducir el riesgo de problemas (autoinmunes) como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, entre otros.

¡Cuida tu salud mental y, por supuesto, tu flora intestinal!

descarga este artículo en PDF