Alimentos para combatir mal humor y depresión

  • SyM - Nizarindani Sopeña
Alimentos contra la depresión, ansiedad y estrés
Una dieta antidepresiva es fácil de llevar con alimentos naturales.

Nuestro agitado y exigente nivel de vida puede ocasionar que nos sintamos angustiados, estresados, fatigados o incluso melancólicos. ¿Sabes que por medio de la alimentación es posible atenuar estos síntomas y evitar la depresión? Conoce algunas dietas antidepresivas para mejorar el estado de ánimo.

Existen alimentos que influyen en la conducta, causan algunas reacciones alérgicas y modifican el nivel de glucosa en la sangre, lo cual puede afectar considerablemente el estado mental.

Un ejemplo es el chocolate, que en pequeñas cantidades es formidable promotor del optimismo y la felicidad, pero que si se consume en exceso puede generar angustia, ya que este producto es rico en sustancias como cafeína, teobromina y otras que irritan el hipotálamo (región del cerebro que controla la función de las glándulas).

Del mismo modo, se puede apreciar que la deficiencia de vitamina B6 (presente en alimentos ricos en azúcares refinados, aditivos y colorantes) a nivel del cerebro puede desencadenar conductas agresivas e hiperactividad.

Se sabe, asimismo, que algunos casos de neurosis (conjunto de enfermedades que afectan al sistema nervioso) se relacionan estrechamente con la presencia de toxinas de origen animal que se forman en el colon, provocando en primera instancia problemas de estreñimiento que repercuten directamente en el intestino, el cual se ve obligado a alterar su capacidad de autoprotección, de forma que las sustancias producidas por el colon tienen que moverse hacia otras partes del organismo, con repercusiones graves en el estado de ánimo de la persona afectada.

La carencia de ciertas vitaminas y minerales ocasiona diversos trastornos, por ejemplo, la falta de potasio provoca cansancio y confusión, si no consumimos magnesio estaremos apáticos y débiles, mientras que si carecemos de vitamina B12 podemos padecer una degeneración del sistema nervioso.

Asimismo, fatiga y depresión se presentan cuando no hay suficiente cantidad de niacina (vitamina B3), la cual ayuda a eliminar los depósitos tóxicos del organismo.

¿Qué comer si estoy estresado?

En caso de estrés, lo mejor es combinar una alimentación de carbohidratos complejos:

  • Pasta como macarrones o espagueti.
  • Pan.
  • Arroz.
  • Legumbres.
  • Papas.

Con vitaminas del complejo B:

  • Verduras de hoja verde.
  • Frutas frescas.
  • Cereales integrales.

Vitamina C

  • Naranja.
  • Guayaba.
  • Toronja.

Y zinc:

  • Hígado.
  • Carne roja.
  • Yema de huevo.
  • Productos lácteos.
  • Mariscos.

Esta dieta antidepresiva, siempre con medida, te ayudará a prevenir infecciones provocadas por el debilitamiento del sistema inmunológico, reducirá la fatiga y ofrecerá efecto sedante que lo mantendrá tranquilo y relajado.

Alimentación contra la tristeza

Si estás pasando por un periodo de melancolía y nostalgia, es recomendable consumir:

  • Productos lácteos (leche, queso, yogurt).
  • Carne magra (sin grasa).
  • Huevos.
  • Aves.
  • Pescados y mariscos.
  • Vísceras.
  • Chícharos.
  • Frutas como melón y naranja.
  • Verduras frescas, como espárragos, brócoli, col y lentejas.
  • Cereales como arroz y pan.
  • Pastas.
  • Papas.
  • Dulces como chocolate y miel.

Todos estos alimentos contienen proteínas, vitamina B6 y carbohidratos, que nos ayudarán, en primer lugar, a subir el ánimo, debido a un aminoácido llamado triptófano, que estimula la producción de serotonina (sustancia que se utiliza en el tratamiento de la depresión); la vitamina referida nos puede ayudar a combatir la tristeza, en tanto que los carbohidratos producen sensación de bienestar.

Alimentos contra la ansiedad

Si sufres ansiedad, lo mejor es que comas:

  • Fruta fresca, especialmente naranjas y limones.
  • Vitaminas del complejo B, que se encuentran en carne, huevos, queso, nueces y verduras de hoja verde, como espinacas y acelgas.
  • Bebidas lácteas dulces. Tomar un vaso con leche y azúcar ayuda, ya que contiene triptófano y carbohidratos simples, que calman la mente y brindan sueño realmente efectivo.

Todo esto para reducir el efecto que produce la carencia de vitamina C y vitamina B6 (similar al estado de estrés).

¡Recupera energía con estos nutrientes!

Si te sientes falto de energía, será benéfico añadir a tu régimen alimenticio:

  • Carne roja.
  • Hígado.
  • Sardinas y mariscos.
  • Cacahuates.
  • Verduras de hojas verdes como brócoli, coles de Bruselas, espinacas.
  • Pastas.
  • Pan integral.
  • Pollo.
  • Pescado.
  • Productos lácteos.
  • Huevos.

Alimentos con los que obtendrás zinc, que aumentará tu energía, hierro, que te ayudará a prevenir anemia, y carbohidratos para aumentar la sensación de bienestar.

Sin embargo, ten cuidado de no consumir carbohidratos refinados, presentes en galletas, caramelos y pasteles, ya que en vez de proporcionar energía causan fatiga.

Alteraciones en el estado de ánimo

Si eres de las personas con notables variaciones en el estado de ánimo, es decir, que por momentos te sientes muy bien y repentinamente decaes, tal vez requieras:

  • Alimentos que contengan carbohidratos complejos, como legumbres (frijoles y lentejas), cereales integrales y frutas.
  • Vitaminas del complejo B (papas, frutas frescas, cereales integrales, huevos, carne magra, hígado y aves).

Y para el mal humor…

Si estás irritado y necesita calmarte, puedes comer:

  • Cereales, leche, galletas y miel en el desayuno.
  • Pasta, arroz, pan, legumbres y papas a lo largo del día.

Todos estos alimentos contienen carbohidratos, que aumentan los niveles de serotonina y logran efecto sedante en los nervios.

Si también consumes arroz integral, yema de huevo, pescado, frutas secas, plátanos, aves, vísceras, soya, cereales integrales, productos lácteos y levadura de cerveza, tu cuerpo recibirá vitaminas del complejo B, con lo cual podrá elevar el ánimo y reducir la ansiedad.

Una dieta balanceada nos ayudará a desintoxicar nuestra mente y nos dará la energía suficiente para impedir que la depresión y el estrés se apoderen de nuestra vida. Vacúnate hoy contra el mal humor, simplemente... come bien.
descarga este artículo en PDF